Los recortes no frenan las «embajadas» en el extranjero

La Generalitat no sólo confirmó ayer que tiene la intención de mantener las actuales delegaciones en el extranjero –Berlín, París, Londres, Nueva York, Buenos Aires y Bruselas–, sino que no descarta abrir más sucursales en los próximos años con el objetivo de favorecer la proyección económica de Cataluña.

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El portavoz del Govern recordó que el ejecutivo de Jordi Pujol fue el primero que abrió una «embajada» y no sería lógico que Artur Mas fuera el primero en cerrarlas. El Consell Executiu nombró ayer al nuevo cuerpo diplomático catalán que dirigirá Senén Florensa como secretario general de Asuntos Exteriores. El nombramiento de Florensa, hasta ahora director general del Institut Europeu de la Mediterrànea (IEMED), es una declaración de intenciones: la de mantener e incluso fortalecer la representación de Cataluña en el mundo. Junto a Florensa, fueron nombrados Salvador Sedó, como director general de Relaciones Exteriores; Carles Llorens, como director general de Cooperación al Desarrollo, y Joan Prat, como delegado del Govern de la Generalitat ante la Unión Europea.