Dinero pero poco

La Razón
La RazónLa Razón

Todo indica que habrá algo de dinero, en forma de créditos con el tipo de interés subvencionado, para el sector agrario, con el fin de aumentar la liquidez del mismo. Pero no hay que dar saltos de alegría, porque tampoco va a ser mucho. Los responsables del MARM están empeñados en que dentro de la línea abierta por el ICO haya cuatro específicas dedicadas a apoyar a las pequeñas y medianas empresas del sector agroalimentario; a fomentar el crecimiento empresarial; a promover la internacionalización y las ventas en el exterior; y, por último, a echar una mano a los emprendedores. Pretenden, por ejemplo, que haya préstamos con el tipo de interés subvencionado en un 0,5 por ciento o en el 1 por ciento, dependiendo de los casos, para fomentar el ahorro energético en los invernaderos; para que las instalaciones ganaderas, como las del sector avícola, se adapten a la normativa en materia de bienestar animal; para apoyar la comercialización de sus productos por parte de colectivos de agricultores y ganaderos y para la industria agroalimentaria. Se pretende movilizar con este plan hasta 1.000 millones de euros. Algo es algo, pero me temo que el proyecto no deja de ser una pomada para curar las hemorroides, cuando lo que el enfermo tiene es un tumor de colon. Bienvenido sea, porque menos da una piedra. Pero el sector agrario esta sumido en una grave crisis que necesita medidas de choque. El equipo de Elena Espinosa pretende que el Gobierno apruebe este plan a lo largo del mes de enero. Ya veremos en lo que queda finalmente.