La población española superó en 2008 los 46 millones de habitantes

La población española superó en 2008 los 46 millones de habitantes
La población española superó en 2008 los 46 millones de habitantes

España crece, y mucho. El último dato del padrón, correspondiente al 1 de enero de 2008 y hecho público ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), revela que 46,15 millones de personas viven ya en nuestro país. De acuerdo con estas cifras, el año pasado por estas fechas había 957.085 personas más empadronadas que un año antes, lo que se traduce en un incremento del 2,12 por ciento. El crecimiento afecta a todas las comunidades autónomas, que aumentan su población. Baleares, con un 4,09 por ciento, seguida de Castilla-La Mancha (3,33 por ciento) y Madrid (3,31) están a la cabeza de la lista. También superan el promedio nacional la Comunidad Valenciana, Ceuta, La Rioja, Murcia, Canarias, Navarra, Aragón y Cataluña. Las que más aumentaron su número de habitantes en términos absolutos fueron Madrid (189.949 personas más que el año anterior), Cataluña (153.570) y la Comunidad Valenciana (144.572). Mientras, las comunidades de la cornisa cantábrica, Extremadura y Castilla y León son las que menos variaciones han registrado en su población, con aumentos inferiores al 1,7 por ciento. Por provincias, las que más crecen son Guadalajara y Toledo. Influidas por su cercanía con la capital, han registrado aumentos del 6,12 por ciento y del 4,78, respectivamente. Les siguen Tarragona y Baleares. Sólo dos provincias perdieron población en el último año del que hay registros: Orense y Zamora, que prácticamente mantienen su número de habitantes. Extranjeros Buena parte del aumento de población registrado entre 2007 y 2008 se debe a los inmigrantes empadronados. De acuerdo con el dato provisional del INE, más de 5,2 millones de personas inscritas en el padrón son ya extranjeras. De ellas, 2,1 millones son ciudadanos pertenecientes a la Unión Europea. Por países, la población rumana es la más numerosa, con casi 730.000 personas. Además, está entre las que más han aumentado, con un 38,3 por ciento en el último año. A los rumanos les siguen los marroquíes y ecuatorianos. Esta última comunidad, no obstante, fue la única que disminuyó su presencia en nuestro país, con un 1,6 por ciento menos de empadronados. El porcentaje, la población foránea supone ya el 11 por ciento del total. Los datos del padrón también revelan que en España hay más mujeres que hombres (50,5 frente a 49,5 por ciento). Entre la población extranjera, sin embargo, predominan los varones.