Un yihadista apuñala a tres turistas mexicanos y un suizo en Jordania

Detenido un hombre por el ataque en el sitio arqueológico de Jerash, uno de los más visitados del país

Los férreos cimientos de la seguridad del reino hachemí se tambalearon hoy después de vivir el peor atentado contra intereses turísticos en la última década. Un atacante armado con un cuchillo se enfrentó primero con los guardias que velaban por los turistas en la ciudad romana de Jerash, al norte de Jordania, y después de herir a varios se lanzó contra un grupo de visitantes extranjeros hiriendo de gravedad a cuatro de ellos, tres mexicanos y una suiza. En total, resultaron heridos en el ataque con arma blanca, cuatro extranjeros y cuatro ciudadanos jordanos, además de un agente que forcejeó con el atacante y un guía turístico local.

El ministro de Exteriores de México, Marcelo Ebrard, confirmó ayer que el ataque ocurrió durante una visita guiada y que una de las víctimas estaba herida de gravedad y que otra tuvo que ser intervenida quirúrgicamente. “El gobierno de Jordania nos ha apoyado en todo momento", escribió en un tuit el jefe de la diplomacia mexicana. Hay un "Seguimiento personal del Rey de Jordania", agregó. Por su parte, las autoridades suizas no dijeron nada sobre el ataque en Jordania.

Un vídeo no profesional grabado en el lugar mostró una escena sangrienta en una de las explanadas de las columnatas de Jerash. En un video se oía a una mujer exclamando en español "¡Es un puñal, es un puñal! ¡Trae una navaja! ¡Por favor, ayuda aquí a él, ayuda ya!".

Las imágenes mostraron a una mujer tendida inmóvil en el suelo, mientras alguien le presionaba la espalda con una toalla. A su alrededor había manchas de sangre. Un hombre sentado cerca parecía tener una herida en la pierna.

Jordania es un oasis en la región por su estabilidad, en medio del las turbulencias que sacuden a Siria, Irak, y el Líbano, y por el fuerte despliegue de fuerzas de seguridad en hoteles y sitios turísticos, lo que le ha permitido seguir recibiendo a miles de turistas al día, que vienen a visitar la monumental ciudad de Petra (Patrimonio de la Humanidad), los castillos del desierto o la ruinas de Jerash, las mejor conservadas de toda Oriente Medio, cuya belleza se equipara con Palmira, en Siria.

Esta falla de la seguridad tendrá repercusiones en el sector turismo, pero afecta más aún a la estabilidad del reino que en los 8 años como monarca, el rey Hussein de Jordania ha redoblado los esfuerzos en contener ataques yihadistas, gracias a sus bien formados servicios secretos.

Según la Dirección de Seguridad Pública del reino, el atacante es un hombre buscado por la justicia, pero las autoridades jordanas no ofrecieron más detalles sobre la identidad del presunto terrorista.

Grupos islamistas radicales han intentado en el pasado dañar el sector turismo, principal fuente de economía de Jordania. Asi, en 2005, los ataques suicidas a tres hoteles causaron la muerte de al menos 23 personas, mientras que al año siguiente un turista británico fue asesinado cuando un pistolero abrió fuego en las ruinas romanas de Ammán. También, en 2016 el grupo Estado Islámico mató a 14 personas, entre ellos un turista canadiense.