La Comisión Europea de Von de Leyen supera su último escollo

Tras la ratificación del comisario húngaro, el Pleno de la Eurocámara deberá votar la próxima semana al nuevo Ejecutivo de la UE, que iniciará su mandato el 1 de diciembre

Con un mes de retraso, la primera Comisión Europea presidida por una mujer empezará a andar el próximo 1 de diciembre. La alemana Ursula von der Leyen superó este lunes el último escollo para que el Parlamento Europeo (PE) diera el beneplácito a los 27 integrantes de su Ejecutivo. El conservador húngaro Oliver Varhelyi recibió ayer el respaldo del Partido Popular Europeo (PPE), la Alianza de Socialistas y Demócratas (S&D), Renovar Europa (RE) y los Conservadores y Reformistas Europeos (CRE) tras responder un cuestionario adicional en el que el actual embajador de Budapest ante la UE se compromete a actuar con independencia como futuro comisario de Ampliación.

Y es que su cercanía a Vikor Orban había despertado inquietud entre la izquierda tras unas declaraciones del líder ultrancionalista húngaro en las que prometía impulsar desde su cartera en la Comisión Europea el acercamiento a la Turquía de Recep Tayyip Erdogan y al régimen de Azerbaiyán.

La Comisión Von der Leyen, en todo caso, nacerá con la anomalía de contar con menos comisarios que Estados miembros. Reino Unido, que no completará su salida de la UE el próximo 31 de enero, se ha negado a enviar a su representante aduciendo que el Gobierno no puede nombrar a un alto cargo internacional en plena campaña electoral. Esta actitud le ha costado a Londres la apertura de un expediente por violar los tratados comunitarios que deberá dirimir ahora el Tribunal de Justicia de la UE.

A falta de que el Pleno de la Eurocámara dé luz verde la próxima semana, previsiblemente el 27 de noviembre, al nuevo Ejecutivo comunitario, Von der Leyen iniciará su mandato lastrada por la difícil negociación para constituir su equipo. Su elección por los Estados al margen del sistema de los “spitzenkandidaten” ya le costó ser investida por la mínima, solo nueve votos de los 748 del PE, en julio pasado.

Desde entonces se ha visto obligada a cortejar a los grupos políticos europeos, en especial a los socialistas, que le han arrancado mayores competencias para su vicepresidente económico, el ex primer ministro italiano Paolo Gentiloni. Además, ha tenido que rebautlizar su polémica cartera de "Proteger el estilo de vida europeo", que incluía las competencias sobre inmigración, por "Promover el Estilo de vida europeo". La izquierda acusaba al departamento que dirigirá el griego Margaritis Schinas con rango de vicepresidente de utilizar el lenguaje racista propio de la extrema derecha

Ya en otoño, sus señorías le tumbaros los comisarios designados de Francia, Rumanía y Hungría, lo que impidió que la ex ministra alemana de Defensa reemplazara al luxemburgués Jean Claude Juncker el 1 de noviembre.

Esta cadena de tropiezos ha debilitado a Von der Leyen antes sí quiera de haber comenzado su mandato y ha impedido que cumpla su promesa de lograr una Comisión paritaria. El Colegio de Comisarios que presentó al examen de la Eurocámara incluía a 14 mujeres y 13 hombres, el más igualitario de la historia de la institución. El Ejecutivo saliente de Juncker apenas contaba con un tercio de comisarias.

Sin embargo, los nombres propuestos por París, Budapest y Bucarest solo incluían a una mujer, Adina Valean (Transportes) frente a las dos comisarias rechazadas (la francesa Sylvie Goulard y la rumana Rovana Plumb). Como resultados, el Colegio de Comisarios de Von der Leyen tendrá a 15 hombres frente a 12 mujeres.