Un abogado español, el último eslabón del «pornochantaje» de París

Juan Branco asesoró a Pavlenski antes del filtrar el vídeo del dimitido candidato macronista a la Alcaldía de la capital francesa, Benjamin Griveaux

El abogado francoespañol Juan Branco publicó un libro crítico contra el presidente Emmanuel Macron
El abogado francoespañol Juan Branco publicó un libro crítico contra el presidente Emmanuel Macron

Juan Branco afirma haber asesorado al artista ruso que reivindica la difusión de las imágenes que precipitaron la renuncia del candidato macronista a la Alcaldía de París. El Colegio de Abogados deberá definir si puede o no seguir defendiendo al artista ruso Piotr Pavlenski.

Eran eso de las siete de la mañana y una periodista estrella de la televisión francesa se enfrascaba en una tirante discusión con el joven abogado Juan Branco. «Cuanto más lo escuchamos, más nos preguntamos si Piotr Pavlenski no es el ejecutor y usted el manipulador», lanzaba la entrevistadora ante un Branco que trataba de asegurar a toda costa que su papel había sido netamente profesional.

La escena se convirtió en una de las más discutidas de las redes sociales francesas y una pregunta quedó en el aire: ¿qué papel tuvo este abogado de origen español en la difusión de un vídeo sexual que sacó de la carrera por París a Benjamin Griveaux?

Branco (Estepona, 1989) tiene fama de anti macronista. En 2019 público «Crepúsculo», donde dejó plasmado todo lo que piensa del mandatario, al que sus detractores critican por su modo jupiteriano de hacer política y sus lazos con élite económica. En el currículum del abogado –que estudió en la prestigiosa Sciences-Po y en la selecta Escuela Normal Superior– sobresale el que haya defendido a Julien Assange y a Jean Luc Mélenchon, líder de Francia Insumisa. De hecho, Branco fue candidato de ese partido en las legislativas de 2017.

Pero nada de eso aclara su implicación en el «caso Griveaux». Branco dice haber sido consultado por Piotr Pavlenski y su pareja, la también abogada Alexandra de Taddeo, acerca de qué hacer con imágenes de carácter sexual que habrían sido enviadas por Griveaux cuando era portavoz del Gobierno a De Taddeo.

«Acompañé a Pavlenski en mi papel de abogado y continúo haciéndolo», explicaba el abogado en la mencionada entrevista. Rol difuso para Unos. Implicación natural de un profesional para otros. Branco ha explicado que invitó a Pavlenski a pasar el Año Nuevo en casa de unos amigos. Allí Pavlenski y De Taddeo le habrían comentado estar en posesión del material que puso en la cuerda floja a Griveaux. Esa misma noche, Pavlenski se enredó en una pelea, motivo por el cual ahora está detenido. Precisamente, Branco aparece citado en ese caso, por lo que la Fiscalía ha evocado un eventual conflicto de intereses, por lo que se pide apartarlo de la defensa.

Por su parte, la defensa de Griveaux insinúa desde el primer día que el caso de su cliente es un montaje y que para llevarlo a cabo Pavlenski y De Taddeo necesitaron de ayuda. Ayer, ambos fueron inculpados y puestos bajo control judicial tras ser presentados ante el juez de instrucción en el marco de la apertura de una investigación judicial.