El coronavirus hace posible el retorno de los peces a los canales de Venecia

La ausencia de tráfico marítimo ha permitido que los canales vuelvan a estar limpios y transparentes

La ausencia de barcos ha permitido que el agua quede cristalina
La ausencia de barcos ha permitido que el agua quede cristalina

Las estrictas medidas tomadas por el gobierno italiano para evitar la propagación del coronavirus, supuso el cierre de Venecia y el encierro de los habitantes de la ciudad. Esto supuso una abrupta interrupción del tráfico marítimo y se suspendieron los vaporettos, los barcos y los cruceros.

Esto ha supuesto que el agua de la laguna pudiera limpiarse y por primera vez en muchos años, se pueden ver los fondos de los canales debido a lo cristalino de sus aguas. Tan limpias están las aguas, que también los peces se han atrevido a asomarse a los canales.

El agua ha pasado de estar turbia y oscura a clara y transparente como la de un arroyo. “¡Menos tráfico, menos desperdicio!” es el mensaje que acompaña a varias instantáneas de los canales con el agua limpia en un grupo de Facebook.

La claridad del agua se debe también a que la ausencia de embarcaciones no remueve los sedimentos del fondo y permite que las mareas traigan un agua de mayor calidad.