Un tratamiento exitoso hace 100 años para tratar de acabar con el coronavirus

Nueva York comenzará a recopilar plasma de los pacientes recuperados, tal y como se hizo para acabar con la gripe española en 1918

Coronavirus in New York
New York (United States), 23/03/2020.- National Guard members look on as Governor Andrew Cuomo holds a press conference at Jacob Javits Center in Manhattan, New York, USA, 23 March 2020. The state of New York is building out the convention hall as a temporary hospital housing thousands of beds needed to treat victims of the COVID-19 coronavirus. (Estados Unidos, Nueva York) EFE/EPA/Kevin HagenKevin HagenEFE

Un grupo de médicos y científicos de más de 20 instituciones norteamericanas se unieron hace semanas para tratar de encontrar una fórmula para combatir el coronavirus. Así nació el Proyecto Plasma Convalescente COVID-19, que será probado esta semana en el estado de Nueva York y que se espera que tenga el mismo éxito que tuvo hace más de 100 años, cuando la gripe española acabó con millones de vidas en el mundo y que fue frenada con esta fórmula, segun informa Infobae.

Los primeros en apostar por esta idea fueron los investigadores de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, que basaron sus trabajos en la necesidad de desacelerar el coronavirus y tratarlo. Según defienden, la clave para lograrlo hay que buscarla en la sangre de aquellas personas que han superado la enfermedad. La utilización del plasma de las personas recuperadas es un tratamiento que se utilizó durante la epidemia de gripe española de 1918, una época en la que no existían ni vacunas ni fármacos antivirales.

“Tenemos pruebas que demuestran cuándo se inyectan anticuerpos a una persona, estimulan y fortalecen su sistema inmunitario contra la enfermedad. Es sólo un ensayo para las personas que están en estado grave", indicó el gobernador del estado de Nueva York Andrew Cuomo e indicó que “el Departamento de Salud del Estado de Nueva York ha estado trabajando en esto con algunas de las mejores agencias de atención médica de Nueva York, y creemos que es prometedor, y nosotros vamos a comenzar eso esta semana”.

El departamento de salud de Nueva York indicó que comenzará esta semana a reclutar a pacientes que se hayan recuperado completamente del COVID-19 en el barrio de New Rochelle, lugar en el que se produjo el foco de la infección hace unas semanas.

Este método es sólo una solución a corto plazo porque a pesar de que hay una “guerra” entre EE UU China, Rusia y Alemania para ver quién es el primero en desarrollar una vacuna, la solución definitiva tardará en llegar meses o incluso años.

Así, durante las próximas semanas se recolectan anticuerpos para combatir el virus de la sangre de pacientes previamente infectados. Algunos estudios chinos defienden que el uso de la sangre podría ser eficaz para atenuar los síntomas del coronavirus, según informó la cadena estadounidense NBC News. Sin embargo, esta terapia no está exenta de riesgos porque se pueden producir errores conla tranfusión de sangre de un grupo equivocado o que se transmitan de forma involuntario algunos patógenos que estén en el plasma.

El nuevo tratamiento ha sido respaldado por las academias de Medicina, Ciencias e Ingeniería, lo que constituye un gran avance para que la terapia tenga un rápido desarrollo e implementación en el país.