El escándalo Cummings provoca la dimisión del subsecretario de Estado para Escocia

La salida de Douglas Ross confirma los rumores de crisis inminente en el Gabinete de Boris Johnson

Thumbnail

El subsecretario de Estado para Escocia, Douglas Ross, ha anunciado este martes su dimisión por su desacuerdo con el modo en el que el Gobierno ha respondido al incumplimiento del confinamiento por parte de Dominic Cummings, principal asesor del primer ministro, Boris Johnson.

En su comunicado, Ross ha explicado que no conoce en persona a Cummings y que acepta las explicaciones que éste ofreció este lunes sobre por qué decidió viajar fuera de Londres pese al confinamiento, defendiendo que no había hecho nada malo al conducir 400 kilómetros al norte de Inglaterra cuando Gran Bretaña estaba bajo un estricto cierre para evitar la propagación del coronavirus. Consideraba, arguyó, que “era lo mejor para mi familia”, informa Reuters.

Sin embargo, ha lamentado el también diputado “tory”, muchas otras personas “sienten que esta opción no está disponible para ellos”. “Tengo votantes que no se despidieron de seres queridos, familias que no pudieron llorar juntas, personas que no visitaron a parientes enfermos porque siguieron las directrices dadas por el Gobierno”, ha subrayado.

“No puedo decirles de buena fe que todos ellos se equivocaban y que un asesor del Gobierno estaba en lo cierto”, ha sostenido Ross, que con su salida ha confirmado el malestar en el seno del Gabinete que encabeza Johnson, del que han venido informando los medios británicos.

Johnson y Cummings se enrocan

Pese a la presión para que cese a Cummings, Johnson no ha cedido y le ha mantenido en el puesto pese a que estaba obligado a guardar 14 días de cuarentena. “No lamento lo que hice”, aseguró, defendiendo que “las normas inevitablemente no cubren todas las circunstancias y está claro que yo estaba en una situación excepcional”.

Cummings llevó a su hijo de cuatro años a la casa de unos familiares en Durham, a 400 kilómetros de Londres, cuando su mujer estaba diagnosticada con coronavirus y él tenía síntomas, por lo que según la normativa tenía que cumplir confinamiento. La mujer acompañó a Cummings en ese viaje.

El asesor de Johnson recordó que hay excepciones contempladas para situaciones con niños pequeños, por lo que su actuación se ajusta “razonablemente a la legalidad”. El único punto en el que reconoció que podría haber actuado de forma diferente es en el de no haber tratado la cuestión con Johnson. “No consulté con el primer ministro esta decisión”, admitió.