España no permitirá la entrada de los 15 “países seguros” hasta el 2 o 3 de julio

Los 27 acuerdan una lista conjunta que deja fuera a Estados Unidos pero abre la puerta a China

A partir de mañana los residentes de 15 países podrán franquear las puertas del club comunitario. Tras una semana de arduas negociaciones, las cancillerías europeas dieron ayer la luz verde definitiva a una listado que se actualizará cada 15 días según el avance de la pandemia, lo que deja la puerta abierta a nuevas incorporaciones o exclusiones. Finalmente, los países que forman parte de esta “lista blanca” son: Argelia, Australia, Canadá, Japón, Montenegro, Marruecos, Nueva Zelanda, Serbia, Corea del Sur, Tailandia, Túnez, Uruguay, Georgia y China. Este último país, a condición de que actúe de manera recíproca y permita a su vez la entrada a los viajeros provenientes de la UE. Han quedado fuera potencias como EEUU, Rusia y Brasil y la práctica totalidad de Latinoamérica.

Aunque el acuerdo refrendado ayer tiene la forma jurídica de una recomendación no vinculante, los Veintisiete se comprometen a no incluir a ningún otro país sin haberlo consultado con el resto de los socios. A pesar de que la decisión de abrir o cerrar fronteras sigue perteneciendo a la soberanía de cada Estado, cualquier paso de este tipo afecta al resto de la UE ya que las fronteras interiores del espacio Schengen han vuelto a la práctica normalidad desde el pasado 15 de junio, con algunas pequeñas excepciones.

A pesar de esto, las capitales pueden decidir de manera autónoma mantener algunas restricciones a los países antes citados siempre y cuando actúen con transparencia. A su vez, los estados podrán reintroducir excepciones “totales o parciales” y deberá haber una respuesta rápida en caso de que la situación de uno de estos territorios “empeore rápidamente”.

La confección de esta lista se ha realizado según parámetros únicamente de salud pública – independientemente de las repercusiones políticas o económicas- con el objetivo de abrir tan sólo las puertas a aquellos territorios con un número de contagios igual o inferior al club comunitario según al denominada tasa de incidencia: número de casos por cada 100.000 habitantes en las dos últimas semanas.

Pero el diablo está en los detalles y ha sido complicado delimitar otro tipo de importantes variables como la fiabilidad de los datos en áreas como la capacidad de hacer test, trazabilidad de los contagios, medias de contención en estos países o la tendencia al alza o a la baja. Para que no haya dudas, se tendrán en cuenta los estándares de la Organización Mundial de la Salud en los sistemas sanitarios de estos y también se podrá pedir información sobre el terreno a las delegaciones de la UE en el exterior.

Los residentes en terceros países que sigan teniendo denegado el acceso al territorio comunitario podrán entrar en los Veintisiete cuando sean ciudadanos comunitarios o tengan un visado de larga duración, así como sus familias. Asimismo, también se abrirá las puertas a viajeros que desempeñen una función esencial desde el punto de vista económico cuándo se demuestre que esta labor no puede realizarse desde el lugar de origen.

En esta categoría están incluidos los profesionales de la salud, investigadores, transporte de mercancías, militares y diplomáticos. En estos casos, los Estados miembros podrán imponer cuarentenas o introducir medidas de seguridad adicionales si estos viajeros provienen de una zona especialmente peligrosa. La lista de estos trabajadores considerados esenciales desde el punto de vista económico también está sujeta a cambios.

Las farragosas negociaciones han conllevado que los Veintisiete aprobaran hoy en !extremis” la lista, pocas horas antes de la fecha fijada del 1 de julio.

Por eso, España no abrirá sus fronteras a estos 15 países hasta el 2 o 3 de julio cuándo se hayan cumplimentado todos los trámites administrativos.