El Gobierno británico pagará la mitad de las consumiciones en bares para reactivar la economía

Tras el confinamiento por el coronavirus, Reino Unido reducirá el IVA del 20% al 5% en comidas y bebidas, alojamiento hotelero y atracciones turísticas

Ministerial statement from the Chancellor of the Exchequer
El primer ministro Boris Johnson y su ministro de Economía Rishi Sunak, al anunciar el paquete para reactivar la economía de Reino UnidoHANDOUTReuters

El ministro de Economía, Rishi Sunak, apenas lleva cinco meses en el cargo. Pero se ha convertido en uno de los miembros más destacados y populares del Gobierno. Es más, no son pocas voces las que le sitúan como el posible sucesor del “premier” Boris Johnson. Y es que, si durante el confinamiento el Chancellor fue uno de los primeros de Europa en anunciar estímulos extraordinarios para mantener de alguna manera viva la economía en plena hibernación, ahora no se queda atrás y este miércoles ha anunciado un paquete por valor de 33.000 euros encaminados a acelerar la reactivación.

Entre las medidas, el IVA se reducirá del 20% al 5% en comidas y bebidas, alojamiento hotelero y atracciones turísticas. Esto se traducirá en que, en el mes de agosto el Ejecutivo pagará de lunes a miércoles, la mitad del precio de cualquier consumición en bares y restaurantes (sin incluir las bebidas alcohólicas), hasta un límite de 11 euros por comensal. Con la reducción del IVA, las arcas del Estado dejarán de percibir cerca de 4.500 millones de euros.

Por otra parte, en una esperada intervención en la Cámara de los Comunes, Sunak anunció que destinará 2.200 millones de euros a sufragar prácticas laborales de seis meses para jóvenes de 16 a 24 años en situación precaria, pues se prevé que sean el colectivo más afectado por el desempleo y la crisis económica derivados de la emergencia sanitaria.

También ofreció a las empresas 1.110 euros por cada empleado que reincorporen al trabajo de los que hasta ahora estaban inactivos al amparo del programa oficial de retención de empleo, por el que el Ejecutivo abona un 80% del sueldo de los trabajadores de compañías obligadas a cerrar por el virus. Este programa, al que se han acogido 9,4 millones de ciudadanos (con un coste para el Estado de 30.500 millones de euros), se eliminará gradualmente de aquí a octubre, pues, según dijo Sunak, no es realista.

“Dejar el programa abierto para siempre da a la gente la falsa esperanza de que siempre será posible regresar a su antiguo empleo”, manifestó, para añadir que las personas quedarían “atrapadas en un trabajo que solo puede seguir existiendo por el subsidio estatal”.

Ayuda al sector de la vivienda

En la “segunda fase” de su estrategia económica, que sigue a la introducción en marzo de ayudas para apuntalar la economía durante el encierro, el Gobierno anunció exenciones fiscales a fin de impulsar el mercado de la vivienda. El ministro desveló que se eliminará hasta 2021 el pago del impuesto por la compra de una propiedad en las primeras 500.000 libras de su valor (555.000 euros).

La medida beneficiará particularmente a aquellos distritos del llamado “Muro rojo”, donde el electorado había votado tradicionalmente por los laboristas, pero el pasado diciembre, ante todo para ver ejecutado el Brexit, apostaron por los “tories” garantizando a Johnson una aplastante mayoría absoluta.

El Gobierno conservador -que, según dijo el ministro, se ha despojado de cualquier “dogma” ideológico- facilitará 30.000 plazas de aprendiz de oficios en Inglaterra y préstamos y becas por valor de 1.600 millones de libras (1.779 millones de euros) al sector cultural y de las artes.