Un macrobotellón en Frankfurt termina con 39 detenidos en pleno rebrote del virus

Los altercados entre una decena de asistentes obligó a la Policía alemana a intervenir y disolver la fiesta ilegal de más de 3.000 jóvenes

39 people arrested after massive party turns violent in Frankfurt
Un barrendero municipal limpia los restos del macro botellón celebrado la pasada madrugada en Frankfurt Frank Rumpenhorst/dpa

Un total de 39 personas han sido detenidas durante los disturbios ocurridos durante una multitudinaria fiesta al aire libre con unos 3.000 asistentes celebrada en Frankfurt, según ha informado la Policía.

La fiesta se celebró en la Opernplatz de la ciudad -la céntrica plaza de la ópera-, punto habitual de concentración en los últimos fines de semana.

La mayoría celebraba la fiesta pacíficamente, tal como viene ocurriendo desde que hace unas semanas la zona se convirtiera en lugar de encuentro más o menos espontáneo.

En torno a las 2.30 horas de las madrugada unas 18 personas protagonizaron una riña y uno de los implicados quedó tendido en el suelo.

La Policía intervino y entonces los agentes fueron atacados por algunos asistentes a la fiesta que les lanzaron botellas mientras otros aplaudían. Cinco agentes resultaron heridos y 39 personas fueron detenidas, ocho de las cuales siguen bajo custodia este domingo por la mañana.

El viernes fueron instalados 400 contenedores de basura adicionales para intentar atajar el problema de los residuos de estas fiestas de fin de semana en la Opernplatz y otros puntos de la ciudad.

En las últimas semanas se ha producido disturbios en circunstancias parecidas en otras ciudades de Alemania, principalmente en Stuttgart (sur).

Los bares de copas y discotecas de la ciudad siguen cerrados por las restricciones establecidas contra la pandemia del coronavirus. En parte de Alemania se han producido este tipo de fiestas espontáneas o picnics colectivos, más o menos toleradas por las autoridades locales.