Italia vota en referéndum la reducción de un tercio de sus diputados y senadores

Los sondeos auguran la victoria del “sí” en el plebiscito del 20 y 21 de septiembre, que coincidirá con la celebración de elecciones en siete regiones

Los italianos están convocados el 20 y el 21 de septiembre para decidir en referéndum la reducción de un tercio de sus diputados y senadores. La iniciativa, una de las promesas estrella del Movimiento 5 Estrellas en las pasadas elecciones, fue aprobada por la Cámara de Diputados en octubre pasado, pero posteriormente el Senado exigió someter la enmienda constitucional a la opinión de los ciudadanos.

En concreto, la reducción de la Cámara Baja de los 630 escaños actuales a 400 y de la Cámara Alta de 315 a 200 supone enmendar los artículos 56, 57 y 59 de la Carta Magna de 1947. La medida apenas supondrá cien millones de euros de ahorro para las arcas públicas italianas.

La modificación de la composición del Parlamento y el Senado también repercutirá en la elección del presidente de la República, que es elegido cada siete años en una sesión conjunta de ambas Cámaras.

La mayoría cualificada necesaria para elegirlo en los primeros tres escrutinios pasará de 674 votos a 439 y la absoluta del cuarto escrutinio en adelante pasará de 505 a 330.

A diferencia del fiasco referéndum convocado en diciembre de 2016 por el ex primer ministro Matteo Renzi para acabar con el parlamentarismo perfecto italiano (el Gobierno debe ser envestido por ambas Cámaras legislativas), esta consulta no parece haber polarizado a Italia.

Si bien el Partido Democrático (PD) se muestra divido sobre una reforma que tuvo que aceptar a regañadientes para cerrar un Gobierno de coalición con los antisistema del M5E hace un año, esto últimos, así como la derechista Liga Norte y los neofascistas Hermanos de Italia respaldan el “sí” en una campaña de bajo perfil por culpa del coronavirus. De hecho, la pandemia obligó a posponer la consulta, prevista inicialmente para el 29 de marzo.

Según un sondeo elaborado por el instituto Ipsos para el diario “Il Corriere della Sera”, un 46% de los votantes respalda la reducción de parlamentarios frente un 10% que se opone, un 26% que permanece indeciso y un 20% que se abstendrá o votará en blanco.

En un intento de animar a la participación en medio de la emergencia sanitaria y el miedo de contagios, el referéndum coincide con la celebración de unas importantes elecciones en siete regiones italianas (Véneto, Liguria, Toscana, Campania, Puglia, Las Marcas y Valle de Aosta, así como la elección de los alcaldes de Venecia, Reggio Calabria, Trento, Bolzano, Arezzo, Andría, Agrigento, Matera, Crotone y Trani.

Aunque no será necesario alcanzar el 50% de participación para que la consulta constitucional sea considerada válida, el maratón electoral del 20 y 21 de septiembre será un termómetro de la salud del Gobierno del primer ministro, Giuseppe Conte, cuya popularidad ha crecido gracias a la gestión de la pandemia. Solo el tiempo dirá si los efectos económicos de la covid-19, con una caída del PIB del 14% prevista para este año, pondrán fin a la luna de miel de los italianos con su Gobierno.

Los últimos sondeos reducen la distancia entre la Liga de Matteo Salvini y los socialdemócratas del PD a cinco puntos, mientras que Hermanos de Italia y los “grillinos” pugnan por la tercera posición con el 15% de votos cada uno.