Los padres de una joven de 17 años, acusados de asesinarla semanas después de denunciar su desaparición

Bernadette Walker fue vista por última vez el pasado 21 de julio en Peterborough (Reino Unido). Los dos padres, que tienen nueve hijos, se encuentran actualmente en prisión provisional

Sarah Walker, de 37 años, y Scott Walker, de 50, tendrán que comparecer ante un tribunal como acusados de asesinar a su hija Bernadette, una joven de 17 años de Peterborough (Reino Unido), según recoge ‘The Sun’.

Sus propios padres fueron quienes denunciaron su desaparición el pasado 21 de julio asegurando que no la habían visto desde que se fue corriendo en su coche tres días antes, y su madre indicó que la última que supo de ella fue cuando recibió un SMS a la una de la madrugada del 20 de julio diciendo que estaría en casa pronto.

Sin embargo, el pasado viernes se inició una investigación por este caso. La principal hipótesis que barajan tanto los investigadores como la policía de Cambridgeshire es que Bernadette fue asesinada a manos de sus progenitores.

Los dos padres, que tienen nueve hijos, se encuentran actualmente en prisión provisional. No obstante, el detective de la policía de Cambridgeshire, Jon Hutchinson, recordó que todavía tienen que “encontrar a Bernadette”. "Pido que cualquier persona que disponga de información sobre lo que le sucedió, o sobre dónde podría estar, que se ponga en contacto urgentemente con nosotros”, pidió Hutchinson.

Una de las últimas declaraciones de la madre acusada de asesinar a su hija fue lo siguiente: “No puedo comer ni dormir bien. Extraño y amo tanto a mi princesa mayor, se está perdiendo de ver a su hermanita, quien ya ha aprendido a sonreír y relajarse”.