Los países europeos donde sí se investiga la gestión de la pandemia

En Italia compareció como testigo el primer ministro y en Reino Unido, Boris Johnson aceptó una comisión de expertos para saber qué se hizo mal y por qué

En España, la Fiscalía no ha visto razones para tener en cuenta las querellas que se han presentado contra diferentes miembros del Gobierno por cómo la gestión de la pandemia de coronavirus. En otros países no ha resultado así. Tanto la oposición como los expertos han pedido al Ejecutivo un análisis profundo de lo sucedido. En agosto, un grupo de científicos e investigadores españoles reclamó una “evaluación independiente e imparcial” de la gestión del coronavirus en España.

Su punto de partida era meridiano al preguntarse “cómo es posible” que teniendo nuestro país “uno de los sistemas sanitarios con mejor rendimiento del mundo” sea “uno de los más afectados” por la pandemia. En una carta publicada en la revista científica “The Lancet”, los científicos reclaman que “un panel de expertos internacionales y nacionales” investigue la gestión realizada tanto por el Gobierno central, como el de las Comunidades Autónomas, una investigación que debería debe incluir “tres áreas: gobernanza y toma de decisiones, asesoramiento científico y técnico, y capacidad operativa”.

Italia

El primer ministro Giuseppe Conte testificó en junio ante la Fiscalía para explicar sus decisiones al inicio de la pandemia y aclarar por qué no se aisló inmediatamente la zona de la ciudad de Bergamo, en la región de Lombardía, al norte del país, una de las más azotadas por el coronavirus. Interrogado por la fiscal de Bergamo, Maria Cristina Rota, durante más de tres horas en el Palacio Chigi de Roma, sede del Gobierno, Conte no está, de momento, imputado por ningún delito y solo le interrogó como testigo o “persona informada”. En una entrevista previa en un periódico italiano, el primer ministro dijo que “volvería a hacer lo que hice porque actué basado en la ciencia y la conciencia”. También declararon los ministros de Sanidad y la de Interior, acusados de delitos contra la salud pública. Una vez investigado la fiscalía pidió el archivo de la causa y ahora deberá decidir un juez.

Francia

La Justicia anuncio en julio que iba a abrir una investigación contra el ex primer ministro francés Édouard Philippe, la extitular de Sanidad Agnès Buzyn y su sucesor en el puesto, Olivier Véran, por la gestión de la crisis sanitaria de la covid-19. De las 90 denuncias recibidas, la comisión del Tribunal de Justicia de la República, decidió aceptar nueve de las 53 examinadas contra varios miembros del Gobierno del presidente Emmanuel Macron. El fiscal del Tribunal de Justicia de la República, François Molins, tendrá que estudiarlas ahora para decidir si abre finalmente causa contra Philippe, que abandonó el cargo de primer ministro en julio para volver como alcalde de la localidad normanda de Le Havre; Buzyn, que dejó el Ministerio de Sanidad en febrero, y Véran, al frente de esa cartera desde entonces.

Reino Unido

No se ha investigado a ningún miembro del Gobierno, pero el primer ministro Boris Johnson se comprometió el 15 de julio a iniciar una investigación independiente sobre la gestión de la pandemia en Reino Unido. El dirigente, en cambio, matizó que ahora no es el momento: “No creo que ahora, en medio de la lucha contra la pandemia, algo que seguimos haciendo, sea el momento adecuado para destinar una enorme cantidad de tiempo oficial para una investigación”, ha dicho Johnson, quien ha agregado que “ciertamente habrá una investigación independiente en torno a lo que ha pasado”. Johnson recibió críticas por su negativa a aplicar un confinamiento y otras restricciones en las primeras etapas de la pandemia en el país. El propio ‘premier’ dio positivo por coronavirus el 29 de marzo y fue posteriormente ingresado en cuidados intensivos, si bien recibió el alta días después.

Alemania

No ha habido investigación contra el Gobierno por la covid. De hecho, Alemania ha sido uno de los países más exitosos en el combate al virus. Pese a ello, en julio se creó una comisión independiente para evaluar las medidas frente al virus. Desde el plano judicial, la Fiscalía federal abrió en julio un sumario que investiga los casos de fallecidos en una residencia de ancianos de Wolfsburgo, donde se verificó hasta ese momento al menos 24 fallecidos. La semana pasada, en la ciudad de Potsdam la fiscalía también abrió una investigación para analizar el contagio de más de 300 personas, entre trabajadores y enfermos, de covid-19 durante su estancia en un hospital de la ciudad.

Dinamarca

Dinamarca fue uno de los primeros países en aprobar una investigación a nivel político de la respuesta gubernamental a la crisis de la covid-19. Así, en mayo, el Parlamento aprobó que un grupo de expertos independientes investigara la gestión del Ejecutivo socialdemócrata liderado por Mette Frederiksen. Varias formaciones políticas forzaron al Gobierno a aceptar esta medida, incluidos los social-liberales, el grupo que apoya al Gobierno y permite que gobierne en minoría. Dinamarca nunca impuso un confinamiento obligatorio y ha resultado ser uno de los países europeos que mejor parados ha salido de esta crisis sanitaria con 28.900 positivos y 635 fallecidos por coronavirus.

Suecia

El primer ministro sueco, Stefan Lofven, anunció en junio una investigación sobre la gestión de la pandemia, forzado por los dos principales partidos de la oposición, el conservador Partido Moderado y el populista Demócratas de Suecia. En Suecia han muerto más de 5.800 personas a raíz de la pandemia, que ha dejado por el momento 88.000 positivos. El país nórdico presumió de sus buenas cifras en marzo y abril, en el pico de la ola en muchos países europeos, por su enfoque más liberal para contener el virus, pero en mayo registró un repunte con el mayor número de muertes relacionadas con covid en Europa en relación con el tamaño de la población. Suecia mantuvo abiertas la mayoría de las empresas, restaurantes y escuelas incluso durante el pico de la pandemia.