Un vídeo muestra a dos cazas rusos MiG-31, los más rápidos del mundo, en combate aéreo en la estratosfera

Estos aviones de combate, capaces de alcanzar una velocidad máxima de 3.000 km/h, alcanzaron una altura de veinte mil metros y simularon una batalla contra enemigos convencionales

El Ministerio de Defensa ruso ha publicado este martes un vídeo que muestra a dos cazas MiG-31 de la aviación naval de la Flota del Pacífico despegando para simular un ejercicio de combate aéreo en la estratosfera.

Los ejercicios que realizaron ambos aviones de combate tuvieron lugar en un polígono militar en la región de Kamchatka. Durante las maniobras, los cazas rusos alcanzaron una altura de 20.000 metros y simularon un combate aéreo contra enemigos convencionales.

La tripulación tenía la misión de encontrar y rastrear objetivos enemigos sin el apoyo de Sistemas Terrestres de Defensa Aérea, habiendo llevado a cabo lanzamientos de misiles aire-aire de largo alcance.

Esta maniobra forma parte de una de las fases de entrenamiento para aumentar las capacidades de combate de los pilotos rusos. De momento todas las misiones se han llevado a cabo con éxito, según ha informado Rusia.

Conocido en la OTAN como ‘Foxhound’ (perro de caza), el MiG-31 es un caza diseñado por la oficina de diseño soviética Mikoyán, cuya misión incluye intercepción aérea y escolta táctica de bombarderos. Estas aeronaves son capaces de alcanzar una velocidad máxima de hasta 3.000 kilómetros por hora y pueden aniquilar los misiles de crucero y los satélites que vuelan a altitudes bajas.