Las claves de la puesta en libertad de Álvaro Uribe

Una jueza de Bogotá ha ordenado el fin del arresto domiciliario del ex presidente de Colombia en el que se encontraba desde agosto

El exmandatario colombiano Álvaro Uribe ha asegurado este lunes tras ser puesto en libertad que tanto él como su familia “han sido sometidos al mayor escrutinio político y judicial del país” y ha recalcado que “mantendrá la lucha por su honorabilidad”. Uribe agradeció este lunes el apoyo recibido del presidente de EEUU, Donald Trump, y del expresidente del Gobierno español José María Aznar, a quien calificó como “campeón en la lucha contra el terrorismo”, mientras estuvo en detención domiciliaria en el proceso que se le sigue por supuesta manipulación de testigos y fraude procesal.

¿Por qué ha estado detenido?

La Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia apreció la existencia de evidencias sobre la presunta participación de Álvaro Uribe en los delitos de soborno y fraude procesal. Esos delitos supuestamente habrían sido cometidos para que ex paramilitares declararan a favor suyo en procesos judiciales en la Corte Suprema y contra el senador Iván Cepeda, del partido de izquierdas Polo Democrático Alternativo (PDA). La Corte asegura que el ex presidente de Colombia conocía o “autorizó y permitió” esos presuntos sobornos.

¿Por qué una jueza lo ha liberado?

La jueza de Bogotá Clara Ximena Salcedo Duarte, quien decretó este sábado la liberación del ex mandatario, ha asegurado que para imponerle medida de aseguramiento es necesario surtir todas las etapas procesales en el nuevo sistema penal acusatorio. Actualmente no existe imputación contra Uribe. Si bien las pruebas practicadas previamente por la Corte Suprema de Justicia no se han anulado, el proceso deberá reiniciar procesalmente desde la Fiscalía, ya que al renunciar como senador, Uribe no está aforado.

¿Qué dice la defensa?

Sostiene que el proceso ante la Corte Suprema no tuvo garantías para Uribe, pues no permitieron oír a los testigos que él pidió y a los que oyeron no les permitieron contrainterrogarlos.. También ha señalado en varias ocasiones que Uribe fue escuchado de manera irregular durante un mes. Las interceptaciones telefónicas a Uribe ordenadas por la Corte Suprema deberán volver a ser evaluadas por un juez de control de garantías para determinar su legalidad

¿Cuál es el origen del caso?

La investigación formal se abrió en el 2018, pero la historia de este caso se remonta a 2012. Uribe demandó por supuesta manipulación de testigos a Cepeda, que en esa época preparaba una denuncia en su contra en el Congreso por supuestos vínculos con el paramilitarismo. Sin embargo, el magistrado instructor del caso archivó la causa contra Cepeda y le abrió una investigación al expresidente. Cepeda sugirió que había vínculos entre Uribe y paramilitares y para intentar demostrarlo presentó los testimonios de dos ex paramilitares, Pablo Hernán Sierra y Juan Guillermo Monsalve. Estos dos individuos afirmaron que la estructura criminal del Bloque Metro (un frente paramilitar que operaba en la región de Antioquia) se creó en la hacienda Guacharacas, de los Uribe Vélez, si bien esta acusación no ha sido probada ante la justicia.

¿Por qué llegó el caso a la Corte Suprema?

Uribe denunció a Cepeda con el argumento de que era precisamente Cepeda quien estaba visitando cárceles para fabricar testigos en su contra. En febrero de 2018, la Corte determinó que no era Cepeda el que estaba detrás de las presiones, sino que había evidencias de que al parecer era Uribe quien lo hacía. Presuntamente, Diego Cadena, el abogado del ex presidente colombiano, era el que ofreció dádivas a Juan Guillermo Monsalve y Carlos Enrique Vélez a cambio de testificar a su favor.

¿Apelarán la libertad de Uribe?

Así lo ha anunciado el senador izquierdista Iván Cepeda. Se hará ante un juez penal del circuito que es el superior jerárquico de un juez de garantías como Clara Ximena Salcedo Duarte, quien decretó la libertad del ex presidente. Cepeda también aseguró que el coordinador de fiscales delegados ante la Corte Suprema, Gabriel Jaimes, que ahora lleva el caso de Uribe, no es imparcial porque en el proceso ha “desarrollado un libreto político”.

¿Qué ha dicho el ex presidente?

Uribe reapareció este lunes, tras casi 70 días en detención domiciliaria, con una declaración en la que a pesar de haber renunciado al Senado, mostró que está lejos de apartarse de la política y que seguirá oponiéndose al socialismo latinoamericano y a la justicia transicional. “Mi vida pública ha generado mucha controversia pero carezco de voluntad para dejar de pensar en Colombia. No puedo renunciar a advertir las amenazas que nos asechan”, manifestó Uribe en la declaración leída en su hacienda “El Ubérrimo”, en el departamento caribeño de Córdoba. Uribe también apuntó al “narcoterrorismo y el proyecto socialista” como dos amenazas de las que dijo que no se puede permitir que “anulen las capacidades colombianas” y que deben ser enfrentadas con otros modelos de desarrollo.

¿Hay más casos en contra de Uribe?

Así es. El caso por supuesta manipulación de testigos que lo privó de la libertad desde agosto es el que más ha avanzado y también el menos grave entre las numerosas investigaciones que Uribe enfrenta en la justicia colombiana.