Una mujer sacrifica su vida para salvar la de su hijo en un accidente aéreo

Los otros tres ocupantes de la avioneta murieron al estrellarse contra un árbol en Colombia

El médico Fabio Grandas Ramírez y su mujer Mayerly Díaz Rojas murieron el pasado martes en un accidente aéreo ocurrido en inmediaciones del municipio colombiano de Ubaté, en el norte de Cundinamarca, cuando regresaban con el menor de sus tres hijos de pasar el puente festivo en Santa Marta y debían aterrizar en el aeropuerto de Guaymaral. En el siniestro también falleció Nuris Maza, cuidadora del niño que sobrevivió milagrosamente y fue trasladado de urgencia a un centro médico de la localidad de Ubaté.

Grandas era un reconocido cirujano vinculado con la Patrulla Aérea Civil, que realiza brigadas humanitarias a las poblaciones más alejadas y vulnerables del país. Precisamente Grandas era el que pilotaba la aeronave, una avioneta bimotor, y alertó a las 17:15 horas de que tenía una emergencia mientras se aproximaba al municipio de Ubaté. Finalmente, no pudo controlar el aparato y acabó estrellándose contra un árbol.

“Algunos campesinos estaba ordeñando a sus animales a esa hora y socorrieron a la única persona que sobrevivió, que es un niño que no superaba los 2 años, según informaciones, y de inmediato en un vehículo particular lo llevaron al hospital”, relató Jaime Torres, alcalde de Ubaté.

El niño se encontraba en los brazos de su madre, como si lo estuviera acunando, protegiéndolo con su cuerpo para tratar de salvar su vida. Y lo logró. En el momento en el que comenzaron las dificultades de su marido para controlar la aeronave, Mayerly decidió proteger a su hijo. La aeronave volaba sin control y el fatal desenlace se acercaba, por lo que lo cogió en brazos y lo protegió con todo su cuerpo. Había pocas posibilidades pero había que intentarlo. A pesar de que chocaron contra un árbol, el niño salió con vida y a pesar de estar herido, su condición es estable.

Sobre el estado de salud del pequeño, el director del Crue Cundinamarca, Javier Figueroa, dijo que sufrió un traumatismo craneal, así como traumas en tórax y abdomen, y que fue trasladado a la Fundación Santa Fe en Bogotá, donde se encuentra estable y fuera de peligro.

A través de un comunicado el organismo Aerocivil indicó que un grupo de investigadores se desplazó al lugar para iniciar la correspondiente investigación y establecer las causas del accidente. La entidad lamentó el fallecimiento de las tres personas y envió un mensaje de condolencia a sus familias. La zona fue acordonada por unidades de la Policía Judicial que se encargaron del levantamiento de los tres cuerpos.