El Estado Islámico afirma que está más fuerte un año después de la muerte de Baghdadi

Pide a los musulmanes que practiquen la yihad mediática hasta que llegue el momento de incorporarse a sus filas

El Estado Islámico (Isis, Daesh) considera que está más fuerte que hace un año, cuando sus dos principales cabecillas, Abu Bakr Al-Baghdadi y su portavoz, Abu Al-Hassan Al-Muhajir, fueron abatidos en una operación militar desarrollada por los estados Unidos en Barisha (Siria( a cargo de la Delta Force. Aprovecha para hacer un llamamiento a los musulmanes para que practiquen la Yihad mediática hasta que llegue el momento de incorporarse personalmente a la organización terrorista. El asesinato cometido en Francia los tiene envalentonados.

Este mensaje coincide en el tiempo con otro que va a hacer público el portavoz de Isis, Abu Hamza, titulado “Cuenta las historias para que se reflejen”.

Según el comunicado publicado en sus redes sociales, la banda yihadista ni ha sido derrotada, ni su fuerza debilitada; por el contrario, “aumentó en fuerza y rigidez en una guerra intransigente y que es constante e irreversible”.

Recuerda que después de que el nuevo portavoz, Abu Hamza al-Qurashi, “anunció la noticia del martirio de los dos jeques, que Dios los acepte, la noticia hizo que los sentimientos de tristeza y alegría se mezclaran entre sí ya que también anunció la instalación del jeque Abu Ibrahim al-Hashemi, que Dios lo proteja, como califa de los musulmanes, instándolo a que todos juraran lealtad a su persona”. Para los que no lo hagan, se anuncia el “infierno y el horror”.

Daesh considera que el anuncio de la continuidad del Isis “enfureció en gran medida a los incrédulos y apóstatas, cuando pensaron que la palabra se rompería y que la comunidad musulmana se dispersaría y desaparecería con el asesinato del califa Abu Bakr Al-Baghdadi; se sintieron desilusionados”.

"No habían transcurrido dos meses desde el anuncio del martirio y comenzó la campaña de venganza contra ellos, con 139 operaciones en ocho países·. Se refieren a la campaña de atentados que cometieron bajo el lema de dar una respuesta a la muerte de sus dos cabecillas.

“El asesinato de los líderes no es más que un faro de luz para los que les siguen, y no es más que un escrutinio y una prueba para distinguir al Dios malvado del bueno, porque quien adoraba a al-Baghdadi ha muerto, y quien adora a Dios está vivo y no muere; y si Dios quiere, somos firmes en el acercamiento y la fe de nuestro jeque”.

“Ha pasado un año y el estado del Islam ha aumentado gracias a Dios; Dios Todopoderoso nos ha recompensado con un buen príncipe y un buen ministro, así que alégrense, partidarios del califato, porque por Dios, la victoria se acerca y estamos al borde de una gran conquista, si Dios quiere. Lo ven lejos y lo veremos pronto, así que sea paciente y continúe con su jihad mediática hasta que Dios le facilite la unión a las filas de los muyahidines”