Eta toca tierra en los Cayos y siembra el caos en el sur de Florida

“Esta es una situación peligrosa y amenaza a la vida”, advierten las autoridades sobre la tormenta tropical que ha dejado más de 90 muertos a su paso por Centroamérica

Un hombre camina por las inundaciones causadas por la tormenta tropical ETA en Davie, FloridaMARCO BELLOREUTERS

El sur de Florida llevaba días preparándose para el impacto de la tormenta tropical Eta, que desde el jueves por la tarde había comenzado a causar fuertes lluvias. Ayer por la noche se cerraron los aeropuertos de la zona de los Cayos y se clausuraron playas y parques durante todo el domingo. Las autoridades han advertido de la amenaza que supone Eta y han habilitado refugios en diversas ciudades como Miami.

La tormenta tropial ETA ha azotado duramente Cuba, donde dejó graves inundaciones, así como Centroamérica y el sur de México, donde han muerto al menos 93 personas, 171 continúan desaparecidas y los daños materiales son aún incalculables por la devastación.

Al menos 26 muertos y seis desaparecidos en Honduras por las lluvias provocadas por el huracán 'Eta'Servicio Ilustrado (Automático) SETH SIDNEY BERRY / ZUMA PRESS /

Se esperaba que a su paso por el sur de Florida, Eta no cogiera más fuerza aún para convertirse de nuevo en huracán. Lo cierto es que acaba de tocar tierra en los Cayos y sus efectos ya están siendo devastadores.

El sábado se declaró el Estado de Emergencia y se avisó a la población de que tenía que tomar precauciones ante la llegada inminente de Eta.

En Miami-Dade, Palm Beach y Broward se suspendieron las clases y los colegios para hoy lunes y hasta próximo aviso. También se han cerrado los centros de test de coronavirus.

Circular por las calles con vientos de unos 100 kilómetros por hora es tarea imposible y ya hay carreteras que parecen enormes piscinas de asfalto. El nivel del mar también ha aumentado y unido a que no deja de llover, en varios puntos de Miami como las islas venecianas o en los Cayos, donde primero tocó la tormenta tropical, el riesgo de inundaciones es inminente.

Lemay Acosta pasea a su hija Layla, de 2 años y a su perro en el barrio inundado de PlantationCarline JeanAP

Además de árboles y palmeras caídas, miles de personas se han quedado sin electricidad en diversos puntos del sur de Florida.

Fotografía satelital cedida por la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) por vía del Centro Nacional de Huracanes (NHC) donde se muestra la localización de la tormenta tropical acercándose a los Cayos de Florida CortesíaEFE

El Servicio Nacional de Metereología ha enviado ya siete alertas de emergencia a los residentes de estos puntos más problemáticos. “Aviso de inundaciones repentinas en efecto para este área hasta las 8:15 de la mañana”, reza el mensaje.

Esta es una situación peligrosa y amenaza a la vida. No intente viajar a menos que sea para abandonar un área propensa a inundaciones o bajo una orden de desalojo", continúa la alerta que está escrita tanto en inglés como en español.

Según informa la agencia Efe, el mayor peligro es el agua y las inundaciones por marejada ciclónica, que pueden alcanzar un pico de 1,2 metros por encima de la habitual marea alta, de acuerdo con un informe emitido ayer por el condado de Monroe, del que forman parte los Cayos de Florida.

La lluvia podría empeorar la situación con inundaciones de hasta 3,6 metros, con cantidades máximas aisladas de cerca de 5,4 metros.

La combinación de la acumulación de agua de lluvia y la marea ciclónica puede suponer indicaron que las calles puedan permanecer inundadas “durante días”.

Eta podría descargar lluvias de 150 a 300 milímetros, según los meteorólogos.

“En algunas áreas, el agua no se bombea tan rápido como entra”, advirtió el comisionado de Miami.Dade, José “Pepe” Díaz, en declaraciones recogidas por la agencia AP. Por su parte, el alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez, dijo que estaba en contacto frecuente con los funcionarios del servicio de agua para intentar drenar las zonas ya inundadas, que han paralizado vehículos e incluso se ha infiltrado en algunas casas.

En la trayectoria pronosticada, se esperaba que Eta se moviera hacia el sureste del Golfo de México y se intensificara en un huracán a última hora del lunes o martes.

En los Cayos de Florida, el alcalde ordenó evacuaciones obligatorias para las casas móviles, campamentos y autocaravanas, así como las residencias en áreas muy bajas.

“Por favor, tómese esta tormenta en serio”, instó el director de gestión de emergencias del condado de Palm Beach, Bill Johnson. “Por favor, no conduzca por carreteras inundadas”.