Cabo Verde rechaza suspender la extradición de Álex Saab a Estados Unidos

Los tres magistrados del Tribunal Constitucional decidieron por unanimidad “desestimar el recurso” del considerado testaferro del venezolano Nicolás Maduro

La extradición está pendiente de un recurso de apelación, que fue interpuesto en abril. Imagen de archivo de Alex Saab
La extradición está pendiente de un recurso de apelación, que fue interpuesto en abril. Imagen de archivo de Alex SaabLa RazónLa Razón

El Tribunal Constitucional de Cabo Verde rechazó el recurso de apelación de la defensa de Álex Saab para suspender el proceso de extradición del considerado testaferro del venezolano Nicolás Maduro, según lo solicitado por el Comité de Derechos Humanos de la ONU.

Los tres magistrados decidieron por unanimidad “desestimar el recurso de cumplimiento de la solicitud de adopción de medidas provisionales”, según la agencia Lusa. Es decir, la suspensión del proceso de extradición a Estados Unidos. Según esta decisión del tribunal, Cabo Verde no está obligado a “cumplir con la solicitud de ese comité de Naciones Unidas”.

La extradición está pendiente de un recurso de apelación, que fue interpuesto en abril. El Fiscal General de Cabo Verde manifestó el pasado mes de junio que el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas no tiene competencia para imponer al país la suspensión del proceso de extradición. “Creo que ya estamos cerca del final. No puedo concretar, ni me corresponde hacerlo, pero creo que ya estamos cerca de la decisión del Tribunal Constitucional”, manifestó Landim.

Saab, nacido en la ciudad colombiana de Barranquilla y de origen libanés, está relacionado con varias empresas, entre ellas Group Grand Limited (GGL), la cual está acusada de suministrar alimentos y víveres con sobreprecios a la Administración de Maduro.

El empresario fue detenido el 12 de junio del año pasado, cuando su avión hizo escala para repostar en el Aeropuerto Internacional Amilcar Cabral de la isla de Sal, el más importante de Cabo Verde. Tras su detención, Venezuela señaló a Saab como “un agente del Ejecutivo” que se encontraba “en tránsito” en Cabo Verde para volver al país.

Tanto Saab como Maduro han sido acusados en distintas ocasiones de usar el programa CLAP para hacerse de cientos de millones de dólares de manera ilegítima. El empresario ya fue sancionado en 2019 por Estados Unidos por esta razón, junto a otras doce personas, entre las que se encontraban tres hijastros del líder venezolano.