Asia

“Viene una tragedia humanitaria en Afganistán de proporciones inimaginables”

Kanishkan Sathasivam, profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad de Salem, analiza cómo será Afganistán bajo el régimen talibán

Afganos en una avión del Ejército español se disponen a abandonar el aeropuerto de Kabul
Afganos en una avión del Ejército español se disponen a abandonar el aeropuerto de Kabul FOTO: SPAIN MINISTRY OF DEFENSE via REUTERS

Aunque Estados Unidos sea la potencia militar más poderosa, sus decisiones sobre el rumbo a seguir en Afganistán que invadió en 2001 han acabado en un sonoro fracaso materializado con la victoria de los talibanes y la evacuación de miles de personas desde el aeropuerto de Kabul. Kanishkan Sathasivam, profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad de Salem, asegura a LA RAZÓN que China es uno de los grandes ganadores de esta crisis ya que ocupará el vacío que deja Washington con su retirada de tropas. Asimismo, sostiene que los talibanes han aprendido varias lecciones tras su derrota en 2001 y buscarán el reconocimiento diplomático de potencias como China, Rusia y Turquía.

¿Qué viene después de la toma de poder de los talibanes? ¿Se dividirá el país en diferentes regiones? ¿Habrá una hemorragia de refugiados e inestabilidad y caos?

Bueno, lo más obvio que vendrá será una tragedia humanitaria de proporciones inimaginables. Todos y cada uno de los afganos que estén remotamente vinculados, y a veces incluso falsamente, con la “ocupación” americana serán objeto de ejecución junto con sus familias. También se eliminará a los periodistas afganos, activistas de derechos humanos y los derechos de las mujeres, intelectuales, activistas por la democracia y, en general, a cualquier persona que se considere que apoya a EEUU, Occidente y que es hostil a los talibanes. También habrá un retorno a la persecución de mujeres y minorías étnicas. Pero dudo que nada de esto resulte en la desintegración del país, porque creo que esta vez los talibanes se asegurarán con éxito de que ninguna oposición organizada a su gobierno pueda establecerse en el país. Una vez más, debido a las lecciones aprendidas, no habrá un nuevo grupo de oposición político y militar de la “Alianza del Norte”. Además, esta vez a diferencia de la vez anterior, los talibanes contarán con el apoyo político, diplomático y, lo más importante, financiero y económico de algunos otros países, principalmente China, Rusia y Turquía. Entonces, al menos en estos aspectos, la situación en el país será algo diferente a la experiencia anterior a 2001.

¿Cree que China es un claro vencedor con la retirada de las fuerzas estadounidenses de Afganistán?

Por supuesto que sí, y en más de una forma. La retirada de Estados Unidos y Occidente de Afganistán claramente ha creado un vacío de poder geopolítico allí, y China tiene la intención de llenar este vacío. Existe ya constancia de que tienen la intención de reconocer y apoyar a un gobierno talibán en Kabul. Un factor importante aquí es que, a diferencia de los países occidentales, a los chinos no les preocupan las cuestiones de derechos humanos o el buen gobierno, y solo se preocupan por sus intereses nacionales. Además, ganar influencia dentro de Afganistán también significa ganar una influencia más amplia en toda la región de Asia Central a expensas no solo de Occidente sino también de rivales regionales como Rusia, India, Irán y Turquía. La torpeza de Estados Unidos en la retirada también ayuda a China en términos de su enorme impacto negativo en el prestigio, la posición y el respeto de Estados Unidos en el mundo, de nuevo algo que una China hábil puede explotar. Y finalmente, y quizás lo más significativo, muchos comentaristas califican la retirada de Estados Unidos y la toma del poder por los talibanes del país como una traición de Estados Unidos al pueblo afgano. Esto es un golpe de propaganda para los chinos mediante el cual pueden caracterizar a Estados Unidos como un aliado indigno de confianza. Los medios de comunicación estatales chinos ya han comenzado a bombardear al pueblo de Taiwán con el mensaje de que sería una tontería confiar en Estados Unidos para ayudarlos durante cualquier crisis y que Estados Unidos también los abandonaría cuando las cosas vayan mal. Este es un mensaje poderoso que seguramente resonará no solo en el pueblo taiwanés sino en muchos otros en todo el mundo que actualmente cuentan con las garantías de seguridad de Estados Unidos, y más aún porque es un argumento muy válido.

¿Qué posibilidades hay de que Afganistán desestabilice a sus vecinos Pakistán, China, Rusia e Irán a largo plazo?

No creo que el futuro régimen talibán en Kabul intente deliberadamente crear problemas a sus vecinos, y especialmente a sus vecinos poderosos como China, Rusia, India e Irán. En todo caso, habrán aprendido nuevamente la lección del pasado, cuando su gobierno anterior a 2001 no fue reconocido por nadie, y esta vez tratará de generar apoyo para su régimen entre los estados vecinos y poderosos. Sin embargo, pueden surgir problemas no deseados, especialmente con respecto a los refugiados afganos que inundan los países vecinos o las transferencias de opio y heroína desde Afganistán a otros países.

¿Con qué apoyo cuentan los talibanes dentro de la sociedad afgana?

Históricamente, los talibanes han obtenido su apoyo principalmente de las tribus pastunes de Afganistán, que constituyen una pluralidad de alrededor del 40% de la población. Sin embargo, ahora está claro que en los últimos veinte años los talibanes han estado aprendiendo la lección, a diferencia de Estados Unidos y la OTAN, porque han reclutado con éxito a muchos ancianos tribales locales y señores de la guerra de los grupos étnicos no pastunes, ampliando así su base de apoyo popular. Ningún grupo en el país es mayoritario. Los otros grupos étnicos importantes son los pueblos tayiko, uzbeko, turcomano y hazara. Los pastún dominan las partes sur y este del país, incluida Kabul, mientras que las partes más pequeñas del norte y el oeste están dominadas por otros grupos. Sin embargo, en términos de religión, casi todos los afganos son musulmanes, y casi en su totalidad son musulmanes suníes y solo cuentan con una minoría chií muy pequeña. Una estadística digna de mención es que debido a más de cuarenta años de guerra continua en el país, una gran parte de la población tiene menos de veinticinco años.

¿Qué lecciones pueden extraerse de la catástrofe de la retirada de Afganistán, dos décadas después de la invasión norteamericana?

Hay muchas lecciones que aprender de esta debacle, pero destacaría tres lecciones en particular (no en orden de clasificación). En primer lugar, conozca a las personas con las que está tratando y, especialmente, aprenda su cultura, prácticas y tradiciones locales. En este caso, un gran error fue pasar por alto por completo la corrupción endémica como una característica cultural de la sociedad afgana. Deberíamos haber podido anticipar que los talibanes intentarían comprar a los comandantes militares y policiales locales y a los ancianos de las tribus. Después de todo, así es exactamente cómo derrocamos a los talibanes hace veinte años, con agentes de la CIA yendo de ciudad en ciudad y de pueblo en pueblo con maletas de dinero en efectivo para comprar a partidarios clave de los talibanes. En segundo lugar, nunca caiga en la trampa de subestimar a su enemigo y sobreestimarte a ti mismo. En otras palabras, siempre tenga cuidado con la aparición de la arrogancia en su forma de pensar. Una gran parte de por qué ocurrió esta catástrofe se debe a que el presidente Joe Biden se veía a sí mismo como un «experto» en asuntos internacionales con un conocimiento insuperable de Afganistán, y constantemente rechazaba las críticas o los puntos de vista alternativos incluso desde dentro de su propia Administración. Y finalmente, especialmente en política exterior, nunca haga una promesa fundamental o una garantía de seguridad ni trace una línea roja si no tienes la intención de cumplirla. No hacer tal promesa o garantía en primer lugar es mil veces mejor para su credibilidad y confiabilidad que la traición.

¿La estrategia occidental en Afganistán ha sufrido un enfoque excesivamente militar en estos años?

Igual que ha pasado con el presidente Biden, nuestros principales generales también sufrieron la ilusión de que habían realizado su trabajo de ponerse de pie y entrenar a las fuerzas armadas afganas de manera excelente, por lo que todo estaría bien. Error.