10 minutos para informarse

Trece policías asesinados en Irak por el Estado Islámico

Atacaron un puerto cerca de Kirkuk y después atacaron a las tropas que llegaban como refuerzo

Cartel publicado por Amaq con el anuncio del ataque a los policías en Irak
Cartel publicado por Amaq con el anuncio del ataque a los policías en Irakjmziur

El Estado Islámico, a través de su agencia Amaq, ha anunciado la muerte de 13 policías (aunque sólo detalla el fallecimiento de 11 de ellos) y un número indeterminado de heridos en un ataque al sur de Kirkuk, en Irak. El ataque fue contra el cuartel de la Policía Federal cerca de la aldea de Asriya al-Sateeh, en el distrito de Al-Rashad, y se utilizaron armas medianas y granadas propulsadas por cohetes, que se saldaron con la muerte de ocho soldados y destruyeron la cámara térmica de vigilancia.

Los terroristas irrumpieron en el cuartel y se apoderaron de “todas sus armas, ametralladoras ligeras y medianas, y un lanzagranadas, antes de quemar” las instalaciones y un vehículo Hummer que se encontraba en el lugar.

Otro grupo de yihadistas organizó una emboscada a la espera de las tropas que fueron enviadas para reforzar la posición y, cuando aparecieron, detonaron un artefacto explosivos, “lo que provocó la destrucción de un segundo Hummer y la muerte de otros tres soldados.

“Tras la explosión, estallaron violentos enfrentamientos con otras patrullas que intentaban avanzar, lo que provocó el daño a un tercer Hummer. Los enfrentamientos duraron alrededor de una hora y media; aviones de combate del ejército iraquí intervinieron para intentar salvar la situación y levantar el asedio a sus fuerzas. Los combatientes lograron retirarse de la zona tras apoderarse de cuatro rifles avanzados, un lanzador RPG, una ametralladora PKC y otras bombas y municiones”.