Europa

Berlín vota a favor de la expropiación de viviendas de las grandes inmobiliarias

La futura alcaldesa de la capital alemana cree que “no es el camino correcto para solucionar la cuestión del inmueble asequible”

Un 56,4% de los berlineses votó el domingo a favor de socializar 240.00 viviendas
Un 56,4% de los berlineses votó el domingo a favor de socializar 240.00 viviendas FOTO: DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

La candidata socialdemócrata para liderar el próximo Gobierno de la ciudad-Estado de Berlín, Franziska Giffey, aseguró este lunes que respetará el resultado favorable de la consulta para expropiar a grandes inmobiliarias celebrada ayer, aunque reiteró su postura contraria a una medida así.

Giffey señaló que ya durante la campaña electoral se pronunció claramente en contra de expropiar o socializar más de 240.000 inmuebles, tal y como propone la iniciativa ciudadana “Expropiar Deutsche Wohnen & Co”, al considerar que “no es el camino correcto para solucionar la cuestión de la vivienda asequible”.

En una rueda de prensa junto al candidato socialdemócrata a la Cancillería, el ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz, Giffey señaló, no obstante, que ante una consulta con resultado positivo, la obligación es proceder con “responsabilidad y respeto”, es decir, “poner en marcha los pasos que deben darse ahora”.

No obstante, subrayó, hay que hacer una “evaluación muy, muy importante” acerca de la “legitimidad, la constitucionalidad y la viabilidad económica”, así como de “las consecuencias para la ciudad-estado de Berlín”.

Y con esta consideración, agregó, habrá que decidir al final “qué se puede hacer realmente” y cómo hay que proceder con este “llamamiento dirigido a la política”, ya que lo que no se ha hecho en esta consulta es votar sobre un proyecto de ley, recordó.

En opinión de Giffey, lo “esencial” para solucionar el problema es construir vivienda nueva, además de proteger a los inquilinos con arrendamientos moderados.

Subrayó que el objetivo de la ciudad es construir 20.000 nuevas viviendas al año, lo que naturalmente incluye viviendas asequibles, dijo, en la línea con lo que propone Scholz al nivel federal, agregó.

“Tenemos que solucionar la gran cuestión social de la vivienda asequible” y eso se traduce, precisó, en construcción de vivienda nueva a una determinada escala y en una fuerte alianza entre las sociedades municipales y las cooperativas, pero también con las empresas privadas. Solo así será posible lograr una solución, dijo.

Así, el 56,4% de los votantes se pronunció a favor -frente a un 39,0% en contra- de que el Senado (Ejecutivo) redacte un proyecto de ley para “socializar más de 240.000 inmuebles” pertenecientes a “grandes empresas inmobiliarias con ánimo de lucro” que posean más de 3.000 viviendas, que pasarían a ser de propiedad pública.

Al mismo tiempo, se alcanzó el mínimo necesario de votos a favor, establecido en una cuarta parte de casi 2,5 millones de berlineses con derecho a voto, aunque el resultado de este referéndum no tiene carácter vinculante al no haberse consultado sobre un proyecto de ley concreto.