Bielorrusia se rearma en medio de la tensión en Ucrania

El arsenal bielorruso está formado por viejas piezas de la época soviética pero también por sistemas defensivos desarrollados por su industria militar nacional

Maniobras militares Zapad-2021 con tropas bielorrusas y rusas
Maniobras militares Zapad-2021 con tropas bielorrusas y rusas FOTO: Vadim Savitskiy AP

El equipamiento tecnológico de Bielorrusia se sustenta en la maquinaria militar de la época de la Unión Soviética. Tanto su fuerza aérea como terrestre cuenta con equipos anticuados y otros que han sido reacondicionados en los últimos años. Pero la industria militar nacional también ha crecido desde la llegada de Alexander Lukashenko al poder en 1994 y ha sido capaz de fabricar armas avanzadas y de alta precisión que son el orgullo del Gobierno nacional. Además, Minsk mantiene una línea de cooperación con Rusia y China en la producción de material bélico que le permite a Bielorrusia exportar armamento a otros países.

La posibilidad de un estallido armado en Ucrania ha crecido en las últimas semanas. Kiev teme que si Moscú decide lanzar una ataque en Ucrania, el territorio bielorruso podría ser utilizado por Putin para invadir el país. El presidente bielorruso Lukashenko ya ha hecho saber que en caso de conflicto con Europa occidental se uniría a Rusia, con la que ha negociado recientemente una Unión Estatal como elemento integrador económico, pero no político. De momento, el mandatario, conocido como “el último dictador de Europa”, baraja un posible plan para aumentar en 5.000 soldados las Fuerzas Armadas, actualmente formadas por 65.000 hombres, a fin de “cubrir el sur”, en referencia a la frontera con Ucrania.

Tensión en la zona
Tensión en la zona FOTO: José Luis Montoro

La escalada de tensión con Polonia por la crisis fronteriza tras la llegada de miles de refugiados y migrantes desde Oriente Medio es otra crisis paralela que ha puesto en alerta a la antigua república soviética. En este contexto, Lukashenko afirmó hace unas semanas que necesita sistemas de misiles balísticos Iskander, que son móviles, tienen un alcance de hasta 500 kilómetros y transportan ojivas convencionales o nucleares para desplegarlos en el sur y el oeste del país. Semanas antes, el presidente bielorruso había informado de la decisión de comprar armas rusas por un valor de 1,000 millones de dólares.

El sistema defensivo Polonez desarrollado por la industria militar bielorrusa
El sistema defensivo Polonez desarrollado por la industria militar bielorrusa FOTO: La Razón La Razón

Durante la era soviética, Bielorrusia albergó tres bases con misiles con un número desconocido de armas nucleares tácticas y misiles balísticos de alcance intermedio, si bien este arsenal fue transferido a Rusia en virtud de varios acuerdos tras la caída de la URSS, como el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio y el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas. Así, las últimas ojivas estratégicas y misiles en suelo bielorruso se enviaron a Moscú en noviembre de 1996. Desde entonces no se han estacionado fuerzas nucleares en Bielorrusia, aunque ha sido Lukashenko quien esta semana ha planteado la posibilidad de que su gobierno pida a Moscú bombas con capacidad nuclear para defenderse en caso de un conflicto.

Fuerza Aéreas

La Fuerza Aérea de Bielorrusia está compuesta por aparatos rusos y en menor medido equipamiento polaco y ucraniano. Según la web Wiki Militar, Minsk cuenta con 48 cazas MiG-29S, cinco el avión de ataque a tierra Su-25, 18 aviones interceptores Su-27P, sesenta aeronaves Su-y veinte Su-24MK además de una veintena de aparatos de entrenamiento como el Yak-130 y otros 23 aviones de transporte, entre ellos el Ilyushin Il-76 y el Túpolev Tu-134. Asimismo, dispone de 22 helicópteros de asalto Mi-24P Hind-F y Mi-24K Hind .

Fuerzas de tierra

Según GlobalFirePower, el Ejército bielorruso tiene 601 tanques, 1.550 vehículos blindados, 238 lanzadores de cohetes entre los que figura el lanzacohetes múltiple BelGrad, 228 piezas de artillería remolcada y 482 dispositivos de artillería autopropulsada, como los obuses 2S1 Gvozdika y 2S19 Msta-S. Su arsenal contiene tanques soviéticos T-72B, varias unidades del BMP-2, un vehículo de combate de infantería ruso diseñado a mediados de los años setenta.

Imagen de las recientes maniobras Zapad desarrolladas por Rusia y Bielorrrusia
Imagen de las recientes maniobras Zapad desarrolladas por Rusia y Bielorrrusia FOTO: RUSSIAN DEFENCE MINISTRY HANDOUT EFE

Pero no todo el equipamiento militar bielorruso procede de la era soviética. El país tiene su propio industria militar capaz de desarrollar el sistema de misiles antitanque no tripulados Bogomol y Centaurom, con sistemas robóticos controlados por remoto con armas de diverso tipo. El Centauro está diseñado para disparar de manera efectiva a distancias de hasta 1.000 meros.

Otro producto de la industria militar nacional es el sistema de misiles antitanque Shershen, la variante bielorrusa del misil antitanque guiado ucraniano Skif, capaz de destruir objetivos de bajo vuelo usando misiles termobáricos como munición. Los ingenieros bielorrusos han recurrido en varias ocasiones a la tecnología militar rusa para desarrollar sus propios diseños, como sucede con el vehículo blindado bielorruso BTR-70MB1, considerado una actualización del BTR-70 soviético. Otro ejemplo es el sistema de lanzacohetes múltiples Polonez, desarrollado en colaboración con Moscú, capaz de alcanzar objetivos en un rango de hasta 300 kilómetros y con capacidad para ocho misiles. Los Polonez reemplazaron a los lanzacohetes soviéticos Uragán de 200 mm y fueron probados por primera vez en las maniobras conjuntas con Rusia en 2017.

Ejercicios conjuntos de las fuerzas armadas bielorrusas y rusas en Bielorrusia este año
Ejercicios conjuntos de las fuerzas armadas bielorrusas y rusas en Bielorrusia este año FOTO: Vadim Savitskiy AP

Más allá de las capacidades militares de Bielorrusia, emerge como telón de fondo el poder militar su vecino y aliado ruso, que consideraría cualquier ataque al régimen de Lukashenko como una línea roja. Pese a las diferencias entre Putin y Lukashenko, el inquilino del Kremlin quiere mantener a Minsk en la órbita rusa y trata de evitar a toda costa que sucede lo mismo que con Ucrania, donde la astucia de EEUU hizo que Ucrani acabara realineándose con Europa y el mundo occidental.

El Kremlin es el aliado internacional más cercano a Minsk, hasta el punto de que Rusia envió dos bombarderos estratégicos con capacidad nuclear para vigilar el espacio aéreo bielorruso durante los primeros días de la crisis fronteriza con Polonia. Lukashenko se ha interesado en la compra del sistema de defensa aérea S-400 de Rusia, pero los analistas consideran que el país no tiene dinero para costear la compra de dicho material.