Asia

El despliegue “exitoso” de misiles que ha realizado Corea del Norte y que pone en alerta a Estados Unidos

Japón y Corea del Sur también lamentan los lanzamientos, tres en apenas una semana, mientras Kim Jong-Un felicita las pruebas

El misil intercontinental más grande de Corea del Norte expuesto sobre su enorme plataforma móvil erectora de 11 ejes
El misil intercontinental más grande de Corea del Norte expuesto sobre su enorme plataforma móvil erectora de 11 ejes

El último test de misiles norcoreano, el tercero que realiza en nueve días, tenía como objetivo “verificar y juzgar la competencia” de la preparación de la unidad y los dispositivos, según el informe publicado por la agencia estatal de noticias KCNA. Corea del Norte confirmó el lanzamiento en la víspera de dos misiles guiados desde un tren, en el que supone el segundo test desde una plataforma ferroviaria para el régimen y su tercer disparo de proyectiles de este año.

Por su parte, Estados Unidos ha condenado el lanzamiento de los dos misiles de corto alcance hacia las aguas del mar de Japón, conocido en Corea como mar del Este, por parte de Corea del Norte en la que es ya la tercera operación del país norcoreano en poco más de una semana. “Blinken condenó los recientes lanzamientos de misiles balísticos de Corea que violaron múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU”, según ha remarcado el portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Ned Price.

El país liderado por Kim Jong-Un definió como “un lanzamiento de prueba final exitoso” su lanzamiento de un misil hipersónico en presencia del presidente norcoreano el pasado día 11. El misil es prácticamente “imposible de detectar e interceptar”, según medios de Corea del Norte, lo que supone un riesgo para países como Japón, Estados Unidos o sus vecinos de Corea del Sur.

El lanzamiento desde el tren, que fue supervisado por altos cargos de la milicia norcoreana sin que se informara de la presencia del líder Kim Jong-un, pone de relieve el empeño de Pionyang de diversificar sus plataformas de lanzamiento con la aparente intención de dificultar la detección de sus misiles.
El lanzamiento desde el tren, que fue supervisado por altos cargos de la milicia norcoreana sin que se informara de la presencia del líder Kim Jong-un, pone de relieve el empeño de Pionyang de diversificar sus plataformas de lanzamiento con la aparente intención de dificultar la detección de sus misiles. FOTO: KCNA EFE

El ejército surcoreano no detectó el movimiento “anómalo” de los últimos 200 kilómetros del misil de Corea del Norte, y el Estado Mayor no dio un informe oficial al respecto, según medios de Corea del Sur. Según la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte el día 12, el misil hipersónico lanzado el martes aterrizó en las aguas objetivo cerca de Hokkaido, Japón, a alrededor de mil kilómetros de distancia. Según la afirmación de Corea del Norte, voló unos 300 km más que los “más de 700 km” anunciados por el Estado Mayor Conjunto el mismo día.

Existe la posibilidad de que este misil pueda aumentar su alcance a más de 2.000 kilómetros, dado que utiliza el cohete de primera etapa del misil de medio alcance Hwasong-12 (con un alcance que ronda los 5.000 kilómetros). Kim Jong-Un visitó personalmente el sitio del lanzamiento de prueba, por primera vez en dos años. Medios surcoreanos alertan de que esto significa que el lanzamiento “tiene mucha importancia para Corea del Norte”, mientras que los medios norcoreanos publicaron fotos de Kom Jong-Un sosteniendo un telescopio dentro de su tren privado y observando el lanzamiento.

Por otra parte, el Estado Mayor Conjunto señaló que los dos últimos proyectiles fueron lanzados desde la localidad de Uiju, en la provincia de Pyongan del Norte (noroeste), cerca de la frontera con China, y ha agregado que volaron unos 430 kilómetros antes de su impacto. “A estas alturas, parece que Corea del Norte disparó los misiles contra objetivos fijados para fijar su precisión”, han indicado fuentes del Estado Mayor Conjunto surcoreano. “Se cree que han sido una serie de lanzamientos de prueba para mejorar la precisión de los misiles de corto alcance que posee”, agregó, según recoge la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

Tras ello, el Consejo de Seguridad Nacional surcoreano ha dicho que “lamenta firmemente” los lanzamientos, según un comunicado de la Presidencia. Así, ha resaltado que estos disparos no ayudan a estabilizar la situación en la península y ha pedido a Pyongyang que retome el diálogo. Por su parte, el ministro de Defensa japonés, Nobuo Kishi, ha dicho que Pyongyang ha lanzado al menos un misil y ha agregado que Tokio ha presentado una protesta formal a través de la Embajada norcoreana en China, tal y como ha recogido la agencia japonesa de noticias Kiodo.

“Es obvio que el propósito de los frecuentes lanzamientos de misiles por parte de Corea del Norte es mejorar su tecnología balística”, ha dicho. “Consideraremos todas las opciones, incluida la posesión de las llamadas capacidades de golpear bases enemigas, y seguiremos trabajando para fortalecer drásticamente nuestras capacidades defensivas”, ha argüido.