La OTAN, en estado de alerta, anuncia el envío de más tropas, barcos y aviones a Europa del Este

Varios socios de la Alianza desplegarán fuerzas en el flanco oriental en respuesta a la amenaza de Rusia sobre la seguridad de Ucrania

La OTAN ha decidido reforzar su flanco oriental por tierra, mar y aire. La Alianza envió este lunes un comunicado en el que ratifica el compromiso de tomar “todas las medidas necesarias para proteger y defender a todos los Aliados, incluso reforzando la parte oriental de la Alianza. Siempre responderemos a cualquier deterioro de nuestro entorno de seguridad, incluso mediante el fortalecimiento de nuestra defensa colectiva”, en palabras de su secretario general Jens Stoltenberg.

Aunque Ucrania no es un miembro de la Alianza y, por lo tanto, la organización militar descarta activar la cláusula de defensa colectiva, los aliados de manera voluntaria están enviando armamento e instrucción militar a Ucrania para que la antigua república soviética pueda defenderse por sí misma ante un posible ataque por parte de Rusia. Además, en los últimos días también se ha incrementado la presencia de los aliados cerca de de los dominios de Vladimir Putin. Tras la anexión de la península de Crimea en el año 2014, la OTAN desplegó batallones en Estonia, Letonia, Lituania y Polonia liderados respectivamente por Reino Unido, Canadá, Alemania y Reino Unido. La alianza recuerda que estas unidades militares están “en alerta” ante un posible ataque.

Además, otros miembros de la Alianza han ofrecido más ayuda en los últimos días. Este equipamiento adicional incluye por parte de Dinamarca una fragata en el mar Báltico y aviones de guerra F-16 en Lituania; Francia sopesa tropas terrestres en Rumanía bajo el mando de la OTAN y Holanda también ha destinado aviones de combate F-35 a Bulgaria ,además de unidades terrestres y un barco a la fuerza de respuesta de la OTAN. La contribución española incluye tres buques de guerra (Meteoro, Blas de Lezo y Sella) y el destacamento de cazabombarderos en Bulgaria.

A pesar de los mensajes de unidad, lo cierto es que no todos los miembros de la Alianza abogan por la misma estrategia para auxiliar a Ucrania. Mientras EE UU y Reino Unido están enviando armamento -al igual que las repúblicas bálticas- Alemania se niega a hacerlo y su apoyo se limita al despliegue de un hospital de campaña que se instalará el mes que viene y que está valorado en 5,3 millones de euros.

De hecho, Berlín ha vetado que países terceros puedan proveer de armas a Ucrania de fabricación alemana. Una postura en el que el nuevo gobierno coincide con los postulados de la anterior canciller Angela Merkel. “No exportamos armamento letal y eso no ha cambiado”, aseguró la semana pasada el canciller Alemán Olaf Scholz en presencia de Stoltenberg.

Por lo demás, la OTAN se muestra firme en su postura de no permitir que Rusia vete la adhesión de nuevos miembros a la organización militar. “La OTAN no va a comprometer sus principios básicos, cada país puede elegir sus propias alianzas, tenemos las puertas abiertas”, aseguró hoy el secretario general tras mantener una reunión con los ministros de Exteriores de Suecia y Finlandia. Dos países que en los últimos años han estrechado sus lazos con la Alianza y que podrían plantearse solicitar la membresía.

Además, Stoltenberg se reunió hoy en Bruselas con la titular de Exteriores británica, Liz Tuss. Reino Unido afirmó este sábado tener información privilegiada según la cuál Rusia está maniobrando para colocar un líder prorruso en Kiev, mientras sopesa la invasión del país.