UNESCO

La ONU documenta los daños al patrimonio cultural de Ucrania

El proyecto investiga el deterioro de la arquitectura, el arte y los edificios históricos

La ONU emplea imágenes satelitales de antes y después para monitorear la destrucción cultural infligida por la invasión rusa
La ONU emplea imágenes satelitales de antes y después para monitorear la destrucción cultural infligida por la invasión rusaONUfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@4fafd5d4

Naciones Unidas está utilizando imágenes satelitales de antes y después para monitorear sistemáticamente la destrucción cultural infligida a Ucrania por la guerra de Rusia, anunciando que lanzará su plataforma de seguimiento públicamente en unas semanas.

La plataforma, que será lanzada por la agencia de cultura de la ONU, Unesco, evaluará el impacto en la arquitectura, el arte, los edificios históricos y otro patrimonio cultural de Ucrania.

Una lista inicial encontró daños en 207 sitios culturales desde que comenzó la invasión rusa hace ocho meses, incluidos 88 sitios religiosos, 15 museos, 76 edificios de interés histórico o artístico, 18 monumentos y 10 bibliotecas.

Las regiones más afectadas se encuentran en el este de Ucrania y alrededor de la capital, con la región de Donetsk con 59 sitios culturales dañados verificados, seguida de Jarkiv con 51, Kyiv con 30 y Lugansk con 25.

“Nuestra conclusión es que es malo y puede seguir empeorando”, declaró a los periodistas la directora cultural y de emergencias de la Unesco, Krista Pikkat, en una sesión informativa en Ginebra el miércoles.

“El patrimonio cultural es muy a menudo un daño colateral durante las guerras, pero a veces es un objetivo específico, ya que es la esencia de la identidad de los países”.

La Unesco, la organización educativa, científica y cultural de la ONU, ha unido fuerzas con el centro satelital de la ONU Unosat para producir la plataforma.

Con base en informes de campo, alertas del Ministerio de Cultura de Ucrania y hallazgos de las redes sociales y otras fuentes, la Unesco envía una lista de sitios potencialmente dañados a Unosat. Luego solicita imágenes satelitales de proveedores comerciales.

La Unesco paga por las imágenes de muy alta resolución compradas a Maxar y Airbus, que cuestan alrededor de 10 euros por kilómetro cuadrado.

Un pequeño equipo de expertos de Unosat estudia la diferencia en las imágenes de antes y después. “Realizamos análisis diarios de Ucrania utilizando imágenes satelitales para comprender mejor la situación sobre el terreno”, explica Manuel Fiol, analista senior de imágenes, a France Presee.

El equipo compara las imágenes, analiza el grado de daño y puede dar una ventana de tiempo en la que ocurrió el daño. Si se puede obtener una imagen depende del clima, y se espera que el trabajo se vuelva más difícil durante el próximo invierno, a medida que se asiente la capa de nubes o la nieve cubra los sitios.

Las ubicaciones afectadas están marcadas en un mapa y la plataforma tiene una base de datos de búsqueda. La plataforma no se atribuye la culpa de los daños.

“No estamos en el negocio de decir quién hizo qué y por qué”, dijo Pikkat. “Nuestra principal responsabilidad es asegurarnos de tener información disponible sobre los sitios y la situación en la que se encuentran, para estar listos para la recuperación”.

“Pero sabemos que en circunstancias anteriores esta documentación también ha sido utilizada por las autoridades del país si quieren investigar denuncias de crímenes de guerra”.

Hasta ahora en la guerra, ninguno de los siete sitios del patrimonio mundial en Ucrania ha sido dañado.