Muere Frida, la perrita que salvó la vida de 12 personas en el terremoto de México

Conocida por sus gafas y botas a medida, la labradora color miel se convirtió en una estrella de las redes sociales y en un símbolo de la resiliencia de los mexicanos frente a la tragedia que acabó con la vida de más de 300 en 2017

Frida, la perra de rescate que emergió como heroína y símbolo de orgullo nacional después del terremoto que devastó México en septiembre de 2017, murió el pasado martes por causas naturales a los 13 años de edad, según informó la Armada de México. Asimismo, a través de las redes sociales, la Secretaría de Marina mexicana informó del fallecimiento de Frida y lanzó un mensaje en su memoria, destacando el legado de nobleza, lealtad y amor que dejó. “Querida Frida, aunque nos duela tu partida, hoy la Familia Naval se compromete a honrar tu memoria, actuando bajo el legado que nos enseñaste: nobleza, lealtad y amor. Gracias por servir a México, siempre vivirás en nuestros corazones”, publicaron.

Conocida por sus gafas y botas hechas a medida, la labradora color miel se convirtió en una estrella de las redes sociales y en un símbolo de la resiliencia de los mexicanos frente a la tragedia que acabó con la vida de más de 300 personas en la Ciudad de México y sus alrededores.

Una vida llena de proezas

Poco después de su nacimiento en 2009, Frida comenzó su entrenamiento de búsqueda y rescate, que “terminó en un tiempo récord de ocho meses”, dijo la Marina, quien recuerda a Frida por su “independencia, concentración, temperamento equilibrado, valentía, curiosidad”, así como su “empatía hacia las personas”. Frida ha “dado esperanza a miles de familias mexicanas en los momentos más apremiantes”, dijo en el comunicado el jefe de la Armada de México, José Rafael Ojeda.

Aunque sus hazañas han sido víctimas de varios rumores, la Marina dijo que Frida, quien se retiró del servicio en 2019, rescató a una docena de personas y localizó los cuerpos de 43 personas durante casi una década. Frida comenzó su trabajo de rescate después del terremoto de 2010 en Haití, donde encontró a 12 personas vivas entre los escombros. También ayudó en los esfuerzos de rescate tras un deslizamiento de tierra en Ecuador en 2017, solo unos meses antes del terremoto de la Ciudad de México, acontecimiento que la convirtió en un ícono nacional.

Por último, en Ciudad de México existe un mural en la colonia Roma, frente a la Fuente de Cibeles, que rinde homenaje a la perrita. Este fue pintado en 2017 en la fachada del número 192 de la calle Durango representando un “símbolo de esperanza e inspiración”, según expresó Celeste Byers, la artista implicada. Asimismo, el pasado mes de junio se inauguró una estatua de tamaño natural en honor de Frida frente a la oficina principal de la Marina en el barrio de Coyoacán, Ciudad de México, con Frida presente en lo que sería una de sus últimas apariciones públicas. “Tu vida nos motiva a seguir dándolo todo por servir a México”, se puede leer en la estatua.