Francia instruye a Marruecos en el uso del cañón autopropulsado CAESar

Rabat ha adquirido 36 piezas de este arma, que puede tener un alcance de 80 kilómetros

Imagen de una columna de los cañones autopropulsados circulando por carreteras marroquíes (FAR Marroc)
Imagen de una columna de los cañones autopropulsados circulando por carreteras marroquíes (FAR Marroc) FOTO: jmz

Expertos militares franceses instruyen a las Fuerzas Armadas marroquíes sobre la puesta en marcha y el uso del sistema de artillería francés CAESar, adquirido por Rabat. Según el foro especializado FAR-Marruecos, en el marco de la cooperación militar entre ambos países se lleva a cabo este proyecto de formación.

Marruecos realizó un pedido de 36 dispositivos de este tipo en 2020. Un contrato por valor de 170 millones de euros, a los que se suman 30 más para munición.

Se trata de un cañón autopropulsado de 155 mm, calibre 52 de largo (más de 8 metros) diseñado y fabricado por Nexter Systems en Bourges, e integrado por Nexter en su sede de Roanne.

Ofrece tanto una gran facilidad de proyección como una alta protección del personal. La primera particularidad de este sistema es que es más móvil que una artillería autopropulsada clásica. Su otra ventaja es su coste de mantenimiento, que sería tres veces inferior al de un vehículo autopropulsado blindado de orugas por la facilidad de mantenimiento del chasis.

En junio de 2022, los ejércitos francés, saudí, belga, danés, indonesio, checo, tailandés y ucraniano contrataron la adquisición de 418 piezas (109 para el ejército francés, 309 para exportación). Unas 268 de estas unidades (58 para Francia y 204 para exportación) han sido entregadas y están en servicio en estos ejércitos.

El alcance del sistema CAESar es de 4,5 km a 42 km. Puede extenderse a más de 50 km si se trata de disparar proyectiles y hasta 80 km con cargas propulsoras de disparo retardado. Su capacidad es de seis disparos por minuto.