Internacional

Ómicron se ceba con los políticos suecos

La primera ministra y los líderes de dos partidos dan positivo por coronavirus tras participar en el primer debate parlamentario del nuevo año

La primera ministra sueca, Magdalena Andersson, junto al líder verde, Per Bolund, en el Parlamento este miércoles
La primera ministra sueca, Magdalena Andersson, junto al líder verde, Per Bolund, en el Parlamento este miércoles FOTO: TT NEWS AGENCY via REUTERS

La política sueca experimenta en carne propia la fuerte capacidad de contagio de la variante ómicron de coronavirus. Durante esta semana los líderes de tres partidos, incluida la primera ministra, la socialdemócrata Magdalena Andersson, han dado positivo por covid-19.

“La primera ministra ha dado positivo por Covid-19 en una prueba rápida. Está siguiendo las recomendaciones actuales y llevará a cabo su trabajo desde casa”, informó este viernes la secretaria de prensa de Andersson a la agencia de noticias sueca TT. Andersson, resignada como tantos suecos a confinarse hasta superar la enfermedad, tiene previsto realizarse en los próximos días una PCR de seguimiento.

Antes que la primera ministra, la líder centrista, Annie Lööf, anunció el miércoles que, pese a ser asintomática, había dado positivo en un test después de haber tenido contacto la semana pasada con alguien que estaba contagiada. Asimismo, este jueves, el líder del Partido Verde, Per Bolund, informaba que había engrosado la lista de políticos contagiados de coronavirus.

Sin poder saber a ciencia cierta dónde se han contagiado Andersson, Lööf y Bolund, los tres participaron el miércoles en el primer debate parlamentario del nuevo año en el “Riksdag”. Esa jornada también acudieron a reuniones con sus grupos parlamentarios, si bien con dos metros de distancia entre los asistentes, así como con mascarilla.

Precisamente, este miércoles entraron en vigor las nuevas restricciones para tratar de frenar la rápida transmisión de la enfermedad y evitar la saturación del sistema sanitario sueco. La hostelería, que deberá cerrar a las 11:30, solo podrá servir en mesas de ocho personas y se reducen los aforos en los eventos públicos y deportivos a 50 y 500 asistentes, respectivamente. Asimismo, las autoridades recomiendan a la población teletrabajar siempre que sea posible.

Con todo, la primera víctima de ómicron fue el líder de la oposición, el conservador Ulf Kristersson, que se contagio la semana antes de Navidades tras presentar síntomas leves.

El coronavirus también ha golpeado a la familia real sueca. Carlos XVI Gustavo y Silvia, de 75 y 78 años, respectivamente dieron positivo en un test que se les hizo el 3 de enero. El monarca y su esposa no son los únicos miembros de la familia real sueca que han dado positivo durante la pandemia. El príncipe Carlos Felipe y la princesa Sofía se contagiaron en otoño de 2020, así como la princesa heredera Victoria y el príncipe Daniel, pero ninguno enfermó de gravedad.