Internacional

Rusia avisa de que la relación con EE UU está «al borde del colapso»

Convoca al embajador John J. Sullivan tras llamar Biden a Putin «criminal de guerra»

El presidente Biden saluda a un marine a su llegada a la Casa Blanca
El presidente Biden saluda a un marine a su llegada a la Casa Blanca FOTO: Ken Cedeno / POOL EFE

John Sullivan, embajador de Estados Unidos ante la Federación rusa, fue citado ayer en el Ministerio de Exteriores en Moscú para entregarle una nota de protesta por «las recientes declaraciones inaceptables realizadas por el inquilino de la Casa Blanca, Joe Biden, sobre el presidente de Rusia», según un comunicado oficial. Para el Kremlin, las declaraciones del mandatario estadounidense son «indignas de un estadista de tan alto rango, pusieron las relaciones ruso-estadounidenses al borde de la ruptura».

Para el Gobierno ruso, el hecho de que Biden haya calificado de «criminal de guerra» a Vladímir Putin y “dictador asesino” que ha autorizado ataques «inhumanos» contra Ucrania pone «al borde de la ruptura las relaciones» entre los países. Y es que el jueves Biden afirmó que Putin era «un dictador asesino, un matón puro que está librando una guerra inmoral contra el pueblo de Ucrania». Un mensaje que fue respaldado por Antony Blinken, jefe de la diplomacia estadounidense.

Una escalada significativa en la retórica del presidente estadounidense condenando las acciones de Putin contra Ucrania que recibió respuesta inmediata por parte del portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. Los comentarios son «absolutamente inaceptables e inexcusables», afirmó Peskov. Una respuesta que Moscú hizo oficial ayer al advertir al diplomático estadounidense desde que «las acciones hostiles tomadas contra Rusia recibirían un rechazo firme y decisivo». Además, la Cancillería rusa llamó la atención a John Sullivan sobre la necesidad de garantizar condiciones de trabajo normales para las misiones diplomáticas rusas en Estados Unidos, incluido su funcionamiento ininterrumpido.

Por su parte, la embajada de Estados Unidos en Moscú se ha limitado a decir que Sullivan ha instado al Gobierno ruso a permitir el auxilio consular a varios ciudadanos norteamericanos detenidos, apelando al Derecho Internacional y a la «decencia humana básica». Washington lamentó que, «durante meses», Moscú ha rechazado que las autoridades consulares estadounidenses pudiesen tener acceso a estas personas. «Es completamente inaceptable», sentenció la embajada en su cuenta de Twitter.

Por otro lado, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, indicó que el embajador Sulllivan aprovechó el encuentro para demandar que el Gobierno ruso se aferre a la ley internacional y para que los ciudadanos estadounidenses presos en Rusia puedan tener acceso a servicios consulares. «Es seguro asumir que el embajador Sullivan, como lo ha hecho consistentemente, dejó claro que el coste de la guerra se seguirá incrementando hasta que esta se detenga», aseveró Price, agregando que es lamentable escuchar a un país quejarse de comentarios inapropiados cuando ese mismo país está envuelto en homicidios a gran escala, incluidos ataques que han resultado en muertes de civiles, ataques que han borrado ciudades, y una invasión de más de 100.000 tropas contra una población civil.

A pesar de la subida de tono entre las dos potencias, el portavoz del Departamento de Estado manifestó que «creemos que es importante mantener canales de comunicación con Rusia. Mantener el diálogo es crucial especialmente en tiempos de conflicto».

Cabe recordar que Estados Unidos no es parte de la Corte Penal Internacional y que la calificación de criminal de guerra a Putin por parte de Biden no tiene efectos legales inmediatos, ya que Washington no puede hacer denuncias o pruebas a frente a este organismo.

Estados Unidos ha adoptado varias rondas de sanciones contra Rusia, incluido un embargo energético. Medidas que han puesto en apuros la economía estadounidense al aumentar la presión inflacionaria. El índice de precios al consumidor en EE UU es el más alto en los últimos 40 años.

Gira europea

Este miércoles el presidente estadounidense viajará a Bruselas para reunirse con los líderes de la OTAN, el G-7 y la UE con el fin de afianzar la respuesta conjunta y la en la agenda contra los ataques de Putin a Ucrania. El viernes, el presidente estadounidense viajará a Polonia para reunirse con su homólogo polaco. Su viaje a Polonia apaga rumores sobre su posible visita a Kiev para reunirse con el presidente Volodomir Zelenski tras su paso por Bruselas.