Internacional

Donbás

¿Por qué a Rusia le interesa tanto tener el control del este de Ucrania?

La región de Donbás se extiende desde las afuerzas de Mariupol en el sur hasta la frontera norte, e incluye las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk

Vista satélite del puerto de Mariupol, Ucrania
Vista satélite del puerto de Mariupol, UcraniaPlanet Labs PBCAgencia AP

Las tropas de Rusia ya han desencadenado una catástrofe humanitaria en Ucrania. Ciudades devastadas, bombardeos continuos y miles de civiles muertos tras la invasión que comenzó el pasado 24 de febrero. Después de semanas de lucha, no pudieron capturar Jarkiv (la segunda ciudad de Ucrania por detrás de la capital) y en los últimos días, las fuerzas lideradas por el presidente ruso, Vladimir Putin, se retiraron de ciudades como Kiev, la capital, para enfocarse mayoritariamente en el este del país, tras un “retraso” en sus intentonas de invadir el territorio, repelidas por la resistencia ucraniana.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, prometió que “lucharán por cada metro de nuestra tierra”. Soldados y civiles ucranianos ya estaban entrenadas debido a una guerra de ocho años con los separatistas respaldados por Rusia en el este, después de una guerra que comenzó tras la anexión rusa de Crimea.

El pasado 21 de febrero, antes de que comenzara la invasión, Putin reconoció la independencia de las repúblicas prorrusas de Lugansk y Donetsk. Los líderes separatistas de ambas regiones le declararon al líder ruso que era necesario que Moscú les concediera un nuevo estatus para proteger a la población de la zona y las infraestructuras civiles de la “agresión”, motivo que usó Rusia para entrar en Ucrania.

Cuando Putin habla de Donbás, se refiere a la antigua zona productora de carbón y acero de Ucrania. La región se extiende desde las afuerzas de Mariupol en el sur hasta la frontera norte. Aunque todas esas zonas no son prorrusas, lo cierto es que en su mayoría son de habla rusa.

El líder ruso ha repetido en numerosas ocasiones que Ucrania llevó a cabo un genocidio en el este. Cuando comenzó la guerra, dos tercios de las regiones del este estaban en manos ucranianas, con una parte dirigida por separatistas. A finales de marzo, Rusia aseguró que controlaba el 93% de Lugansk y el 54% de Donetsk. Si Rusia consiguiera ambas grandes regiones, le daría A Putin uno de sus pocos logros en esta guerra.

El Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW), con sede en Estados Unidos, dice que si Ucrania se aferra a Slovyansk, una ciudad de 15.000 habitantes que fue tomada por las fuerzas respaldadas por Rusia en 2014 antes de ser recapturada, la campaña de Rusia para apoderarse de ambas regiones “probablemente fracasará”, según explica BBC.

Rusia no solo está tratando de controlar las líneas de suministro por carretera, sino que también están tratando de bloquear el acceso de Ucrania a las rutas ferroviarias desde el oeste. El control de la red ferroviaria también permitiría a las fuerzas rusas mover sus tropas y suministros.

Las fuerzas rusas ya han sufrido grandes pérdidas después de más de cinco semanas de conflicto y se cree que la moral “está baja”, lo que no solo permite ralentizar la guerra, sino también queUcrania gane terreno y pueda vencer a Rusia. El Pentágono de Estados Unidos asegura que Kiev está en condiciones de ganar la guerra a la Rusia de Putin, segunda potencia militar y el país con más ojivas nucleares junto con Estados Unidos.

El primer ministro de Ucrania, Denis Shmigal, ha defendido este jueves que el país puede “abastecerse solo” pero ha alertado de que existe el “riesgo” de que Rusia provoque una “crisis alimentaria a nivel mundial”. “La pregunta es si esta agresión rusa en Ucrania va a provocar una crisis de alimentos en el mundo. Bloquean los puertos, impiden la siembra. Entendemos que el bloqueo y la incapacidad de sembrar suficiente grano hace que sea una cuestión del impacto híbrido sobre la seguridad alimentaria a nivel mundial”, ha aseverado en una entrevista a BBC.