Internacional

“La adhesión de Finlandia podría incitar a Moscú a desplegar armas nucleares en Kaliningrado”

El experto Neil Winn analiza para LA RAZÓN la histórica decisión de las autoridades finlandesas de adherirse a la Alianza

Los reservistas de la Brigada Karelia disparan con balas reales durante el ejercicio de defensa local Etel'-Karjala 22, al sureste de Finlandia, el 9 de marzo de 2022
Los reservistas de la Brigada Karelia disparan con balas reales durante el ejercicio de defensa local Etel'-Karjala 22, al sureste de Finlandia, el 9 de marzo de 2022 FOTO: Lauri Heino AP

Con Finlandia, la frontera de la OTAN se acercará aún más a Rusia, casi 1.400 kilómetros de línea común que afianza la posición de la Alianza en una zona próxima de gran interés económico y geoestratégico para Moscú: el Ártico.

El presidente finlandés, Sauli Niinistö, y la primera ministra, Sanna Marin, tomaran este jueves la histórica decisión de apoyar la adhesión, rompiendo con más de ocho décadas de no alineamiento. Esto molestó a Rusia, que asegura que es “una amenaza hacia sus fronteras”. El experto Neil Winn analiza para LA RAZÓN la histórica decisión de las autoridades finlandesas de adherirse a la Alianza.

Putin advirtió que Finlandia y Suecia en la OTAN impulsarían un rearme en el Báltico. ¿Es esta una amenaza real?

Podría decirse que si Finlandia y Suecia entran en la OTAN, el riesgo de ataque por parte de Rusia disminuirá y la disuasión será más cohesionada para la región nórdica. Sin embargo, esto también cambiaría significativamente la seguridad de los estados bálticos. La entrada de Finlandia y Suecia en la OTAN podría reforzar a la Alianza, al tiempo que protegería a ambos países. La OTAN también tendría que reestructurar sus defensas nórdicas y bálticas. En principio, esto actuaría como un importante elemento de disuasión contra la agresión rusa.

Por otro lado, la adhesión a la OTAN podría incitar a Moscú a desplegar armas nucleares en Kaliningrado, el exclave ruso entre Polonia y Lituania -si es que no están ya desplegadas allí-. En realidad, un riesgo más realista es el de los ciberataques rusos, las campañas de desinformación y las violaciones ocasionales del espacio aéreo.

¿Qué otros países, aparte de Suecia, estarían dispuestos a entrar en la OTAN en los próximos años?

En la Cumbre de Bucarest de 2008, los Aliados acordaron que Georgia y Ucrania se convertirían en miembros de la OTAN en el futuro. En la actualidad, tres países asociados han declarado sus aspiraciones de ingreso en la OTAN: Bosnia y Herzegovina, Georgia y Ucrania. Ninguno de estos candidatos tiene posibilidades inminentes de ingresar en la OTAN. En el caso de Moldavia, es un país que quiere permanecer neutral, pero podría verse arrastrada a una guerra más amplia si Moscú intensifica el conflicto más allá de Ucrania.

¿Es la OTAN, tras la invasión de Ucrania, más necesaria que nunca?

La guerra en Ucrania tiene que ver tanto con las concepciones del orden mundial como con el conflicto. Por un lado, la OTAN representa una concepción internacionalista liberal del orden mundial que se sustenta en el derecho internacional, el multilateralismo y la buena gobernanza. Por el contrario, Rusia y China representan visiones autoritarias del orden mundial. La elección es entre el Estado de Derecho y el Estado de Guerra. El nuevo Concepto Estratégico de la OTAN, que se adoptará en la cumbre de Madrid de junio de 2022, ha sido renovado y defenderá con firmeza la agenda internacionalista liberal de la gobernanza mundial frente a sus principales competidores autoritarios.

¿Está totalmente descartado que Ucrania se incorpore a la OTAN en un futuro próximo?

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha declarado recientemente que Ucrania tardará décadas en incorporarse a la Unión Europea, si es que lo hace. Dadas las circunstancias, tampoco se puede ver cómo Ucrania podría unirse a la OTAN durante mucho tiempo, dada la actual acción militar rusa y la ocupación de partes de Ucrania. Es probable que la OTAN deje la puerta abierta para que Ucrania se incorpore (ya que esto envía un importante mensaje a Rusia), pero la probabilidad de que esto ocurra no es muy grande a corto o medio plazo. Es probable que partes de Ucrania, como la región oriental del Donbás, sigan ocupadas por Rusia durante algún tiempo.

Neil Winn es profesor Asociado/Profesor Titular de Estudios Europeos, Escuela de Política y Estudios Internacionales, Universidad de Leeds