Mar de Frades presenta su célebre albariño (más fresco y atlántico) con su nueva añada 2019

Las particularidades climáticas han marcado la vendimia del año pasado.

Un buen vino que nunca falla y te convierte en el mejor anfitrión, porque acertar con el vino que pones en mesa siempre aporta un plus a cualquier comida. En este caso, os hablamos de Mar de Frades que ha presentado la nueva añada 2019 de su célebre Albariño de la mano de Paula Fandiño, enóloga y directora de la bodega en la Fundación TBA21 Thyssen Bornemisza Art Contemporary.

Una vendimia que ha estado marcada por las particularidades climáticas, que comenzó el cinco de septiembre y se prolongó hasta finales del mismo mes. ¿Cómo afecta estos cambios de clima a la vendimia? Pues factores como la escasez de lluvias o los contrastes de temperaturas entre el día y la noche provocaron el pasado año una floración escasa dando lugar a vinos más frescos y más atlánticos. Por eso, el albariño de Mar de Frades presenta en su añada de 2019 un carácter más salino, que destaca por su frescura y complejidad. La cosecha de este año ha tenido la singularidad de que el ciclo vegetativo comenzó con 15 días de antelación con respecto a lo habitual debido a las altas temperaturas sufridas este otoño.

“Mar de Frades 2019 destaca por su color limón pálido y reflejos verde lima, con aromas de cáscara de naranja y lichi que se intercalan con flores blancas y notas minerales. Es un vino poderoso en boca, donde el volumen y la armonía se logran con el equilibrio entre el frescor de la fruta y del mar, con un final elegante y delicado” ha comentado Paula Fandiño.

Como no podía ser de otra manera, Mar de Frades 2019, mantiene la icónica botella azul de la firma, que incluye la característica etiqueta termocrómica. En ella se puede apreciar un pequeño barco cuando el vino alcanza la temperatura óptima de consumo. La nueva añada llegará al mercado en los próximos días y su precio será de 15,05 euros.