¿Sin regalo para el Día de la Madre? Con esta receta de tarta de chocolate tendrás la sorpresa asegurada

El regalo más dulce y casero para tu madre.

¡Ya no queda nada para el Día de la Madre! Seguramente ya habrá muchos que tengáis el regalo comprado, pero siempre hay algún despistado/a de última hora que se le olvida o que, peor aún, no les llegará el regalo a tiempo para enviarlo el mismo 3 de mayo por esta cuarentena por coronavirus en España. ¡Qué no cunda el pánico!

Kölln, marca alemana de avena, nos da la idea perfecta para regalar el Día de la Madre. Solo necesitaréis unos cuantos ingredientes y mucho cariño para que os salga una tarta de chocolate con la que tu madre, seguro acaba ¡chupándose los dedos! ¿Puede haber una sorpresa más deliciosa? Y en abrazo ya se lo daremos cuando la desescalada lo permita.

Sigue esta receta y ¡manos a la masa!

TARTA DE CHOCOLATE Y MUESLI

Ingredientes:

· 1 lata de leche de coco fría

· 180 g de chocolate de repostería

· 2 láminaS de gelatina.

· 90 g de azúcar de coco

· 50 g de muesli de chocolate Kölln

· 50 g de muesli de miel y frutos secos Kölln

· 3 cdas. de mantequilla

Preparación:

1. Para hacer la base de la tarta, mezcla en un bol los dos mueslis Kölln y añádeles la mantequilla derretida previamente. Mezcla muy bien y extiende la mezcla sobre un molde para tartas. Mete el molde a la nevera o al congelador para que solidifique mientras preparas el resto de la tarta.

2. Pon la gelatina a hidratar sumergida en un cuenco con agua.

3. Mientras se hidrata la gelatina, separa la grasa de la leche de coco y ponla en un cazo (será más fácil separarla si la lata ha sido refrigerada primero). Añade también 1/3 del agua de la lata.

4. Pica bien el chocolate y añádelo junto con la leche de coco al cazo. Calienta la mezcla a fuego lento sin dejar de remover hasta que el chocolate se derrita por completo.

5. Con el fuego ya apagado añade la gelatina escurrida y remueve hasta que se derrita con el calor residual.

6. Saca la base de la nevera y añade la mezcla del chocolate encima. Mete de nuevo la tarta al frigorífico y dejala un mínimo de 3 horas o toda la noche para que se solidifique y adquiera la consistencia adecuada.