5 cenas calentitas para combatir el frío y guardar la línea

Puedes prepararlas en poco tiempo con los ingredientes que ya tienes en casa.

En la imagen, dos cenas calientes para adelgazar.
En la imagen, dos cenas calientes para adelgazar.Eising Studio - Food Photo & Video©GTRESONLINE

Días grises, tardes lluviosas, jornadas intensas de trabajo y poco tiempo para cocinar. Todos nos vemos inmersos en la misma dinámica sin embargo las comidas deben ser, por salud y sociabilidad, todo un ritual. Un buen desayuno, una buena comida y una cena calentita preparados con ingredientes naturales y altamente nutritivos no son solo nuestra fuente de energía sino el epicentro de un momento que nos dedicamos a nosotros mismos y a la contemplación de nuestras sensaciones y el estado general de nuestro cuerpo.

La filosofía taoísta asegura que existen alimentos yin y alimentos yang. Los yin son los frescos y los yang los calientes. Para sentirnos reconfortados debemos ingerir los que más se adecúan a las circunstancias climáticas que nos envuelven. Solo de esta forma conseguiremos que nuestro organismo funcione cómodamente y que todo, hablando en plata, fluya como merece. Por eso te traemos cinco cenas calentitas que puedes hacer en casa con ingredientes que todo el mundo tiene y en corto espacio de tiempo. Son muy sencillas y se van a convertir en tus favoritas.

Salteado de judías verdes con tiras de pollo o proteína vegetal y leche de coco

En la imagen, judías verdes con taquitos de pollo.
En la imagen, judías verdes con taquitos de pollo.Eising Studio - Food Photo & Video©GTRESONLINE

La primera receta que te proponemos es un salteado de judías verdes con tiras de pollo. Puedes emplear también espárragos verdes y Heüra, soja texturizada o cualquier preparado de proteína vegetal sin aditivos en lugar del pollo. Todo lo que tienes que hacer es saltear por un lado los espárragos y por otro el pollo para mezclarlo todo en la sartén y añadir cuando esté listo una cucharadita de leche de coco en lata. Ponle sal y pimienta al gusto y listo para servir.

Verduras al horno

En la imagen, combinado de verduras al horno.
En la imagen, combinado de verduras al horno.Eising Studio - Food Photo & Video©GTRESONLINE

Para preparar esta receta basta con que engrases la bandeja del horno y escojas tus verduras favoritas (calabacín, cebolla, pimientos, champiñones, tomate, zanahoria...) para hornearlas después durante 40 minutos aproximadamente. Aprovecha para preparar las cosas del día siguiente, poner la mesa, darte una ducha o relajarte unos minutos practicando algo de yoga o meditación y prepárate para disfrutar de esta cena reconfortante. Si quieres ponerle proteína, te sugerimos preparar un huevo poché, pon las verduras en un bol y colocar este último encima para que la yema haga las veces de rica salsita. Salpimenta y pon también unas hojas de perejil.

Sopa de verduras

En la imagen, una sopa de verduras.
En la imagen, una sopa de verduras.Eising Studio - Food Photo & Video©GTRESONLINE

El teletrabajo tiene también sus ventajas y es que ahora tenemos más tiempo que nunca para preparar un rico caldo de verduras. Te sugerimos que cuando compres las verduras las laves y prepares para guardarlas después en tuppers de cristal. Así, solo tendrás que ponerlas a hervir con agua, sal, pimienta, un poquito de aceite de oliva virgen extra y algunos huesos o un pedacito de pollo para preparar un rico caldo. Cubre con agua todos los ingredientes, ponlo a fuego lento y deja que se vayan integrando todos los sabores a lo largo del día.

Crema de calabacín con queso fresco batido

En la imagen, crema de calabacín con queso fresco batido.
En la imagen, crema de calabacín con queso fresco batido.Eising Studio - Food Photo & Video©GTRESONLINE

Para preparar la rica crema de calabacín que ves en la imagen basta con que pongas a cocer (para dos personas) cuatro calabacines pequeños o dos grandes pelados y troceados con media cebolla, un chorrito de aceite de oliva virgen extra (una cucharada sopera aproximadamente), sal, pimienta y dos vasos de agua. Cuando el calabacín esté blandito, pon todos los ingredientes en el vaso de la batidora y tritura hasta obtener una crema homogénea. Regula el espesor de esta añadiendo si lo deseas un poquito más de agua. Si la quieres más cremosa puedes poner un vasito de leche o de tu bebida vegetal favorita. A la hora de servir pon una cucharada de queso fresco batido encima para darle un contraste de frío y completar la receta desde el punto de vista nutritivo.

Pescado al papillote con verduras

En la imagen, un pescado al horno con aceitunas.
En la imagen, un pescado al horno con aceitunas.Eising Studio - Food Photo & Video©GTRESONLINE

Los pescados al papillote son una receta fácil, sencilla y que apenas mancha la cocina. Puedes usar papel de aluminio o de hornear y basta con que pongas un filete de tu pescado favorito (la merluza y el salmón son los que solemos utilizar) con un poquito de pimiento rojo, pimiento verde y cebolla sobre el papel para envolverlo todo a modo de regalo después. No aprietes, deja algo de espacio. Puedes añadir también aceitunas negras para darle un sabor original. Al cabo de 20 minutos solo tendrás que sacarlo del horno y listo para disfrutar. Si no te gusta el pescado puedes usar una lámina de queso feta en su lugar. Esta es una receta típica griega que te resultará innovadora y especial.