• 1

El mejor regalo de Don Juan Carlos a María Zurita

El hijo de María Zurita, al que en el hospital dieron agua de socorro, será bautizado este lunes arropado por su padrino, Don Juan Carlos, que ayudó a pagar el coste de la fecundación.

  • El mejor regalo de Don Juan Carlos a María Zurita

Tiempo de lectura 4 min.

15 de septiembre de 2018. 04:09h

Comentada
Carmen Duerto.  15/9/2018

Este lunes el pequeño Carlitos Zurita Borbón, «Ratón» para su madre, María Zurita, será bautizado. Recibirá en la ermita del Club Puerta de Hierro de Madrid las aguas de manos del párroco Vicente Ruiz de Velasco, amigo de María, que oficia en una iglesia de Santander y que se desplazará expresamente para bautizar al pequeño. El bebé será bautizado por segunda vez porque su abuelo Carlos, viendo el estado tan crítico en el que se encontraba su nieto en el área de neonatos del hospital La Paz, decidió ser él quien le diera agua de socorro porque se temieron, en dos ocasiones, que no saliera adelante. El niño nació el 29 de abril con 1.770 kg de peso y nueve semanas antes de la fecha prevista, el 2 de julio. Para María Zurita lograr ser madre ha sido un largo y difícil camino. En los siete intentos por quedarse embarazada gracias al tratamiento de fertilidad llevado a cabo en el IVI de Madrid, que podría haber costado más de 10.000 euros, el Rey Juan Carlos ha sido un valeroso respaldo emocional e incluso económico para su sobrina. Pese a encontrarse inmerso en uno de los momentos más peliagudos de su vida institucional, dadas las filtraciones al comisario Villarejo por parte de Corinna, el padre del Rey Felipe se ha involucrado mucho en el nacimiento de este niño y este lunes será uno de los padrinos antes de regresar a Sanxenxo, donde participa el jueves en la IV Regata Rey Juan Carlos. María, de profundas convicciones religiosas, dejó para después del verano el bautizo religioso. Toda la familia Borbón y Zurita está invitada. A ellos se sumarán, entre otros, Susanna Griso y Jesús Vázquez con su marido Roberto, con los que María ha disfrutado de más de un verano navegando por aguas ibicencas. Sin embargo, no asistirán al no estar invitados, el padre Ángel, al que este periódico localizó ayer en Roma y no tenía conocimiento del sacramento, como tampoco el cantante Juan Peña, que no pondrá música en la celebración dado que será algo íntimo y tranquilo.

Rodeado de seis padrinos

Los que sí asistirán serán los Reyes Eméritos, Doña Sofía, que fue la madrina de bautizo de María Zurita, y Don Juan Carlos, en calidad de padrino. María, que está muy orgullosa de ser madre soltera y familia «monomarental», ya que el tratamiento de fertilidad al que se sometió requirió de un donante de semen anónimo, no quiere que su hijo eche en falta la figura paterna y crezca rodeado de padrinos. Lo cierto es que la Iglesia católica en España solo contempla oficialmente dos y esos serán Don Juan Carlos y María Escudero; los cuatro restantes, Alfonso Zurita, Miguel Más, Alejandra Rojas y Cristina Durán, figurarán en el libro familiar del bautizo y ejercerán, igual que Victoria Federica Marichalar, que ya se ha ofrecido, para hacer de cuidadores de Carlos Zurita Borbón Sobre las seis de la tarde comenzará a llegar el reducido grupo de invitados, unas cien personas entre amigos y familiares, a las instalaciones del club privado. A todos ellos se les ha pedido, al confirmar su asistencia, que faciliten el DNI para acceder al lugar de celebración y que asistan de traje, ellos y de cóctel, ellas. La hora elegida no es baladí porque la pequeña ermita del club, donde no caben los 80 invitados que se sentarán entre la terraza y el césped, se encuentra abierta a uno de los campos de golf con vistas a la puesta de sol. Según esté recibiendo las aguas del río Jordán el pequeño Carlos se irá poniendo el astro y los seis padrinos podrán disfrutar de la luz y el cielo velazqueño que tanto impresionaron a la tía del pequeño, Doña Letizia, cuando llegó a Madrid. cada vez que María lo necesite.

De momento, Carlitos, que es un luchador, Tauro, va cumpliendo meses y ganando peso. Ya está casi en los cinco kilos y cuenta con «dos edades»: la cronológica, que es cuando nació con 7 meses, el 29 de abril, con la que está inscrito en el Registro Civil; y la corregida, que será la que tendría si hubiese nacido a término el 2 de julio, y que es la que su madre celebra como un milagro cada mes. Así será hasta que Carlos cumpla los dos años, que entonces se igualarán. María ha tenido que aprender a darle los masajes a su «Ratón» que una osteópata le enseñó para aliviarle así los cólicos que sufre, producto de haber nacido con un intestino inmaduro. Este sobreviviente quería ver el mundo antes de tiempo y lo hizo en lo que su madre califica de un «angustioso parto prematuro». Menos mal que su ginecóloga, Isabel Alonso, la obligó a quedarse ese puente de abril en Madrid, igual que hizo ella, que dormía pegada al teléfono y llegó la primera a la clínica del Rosario para atender el parto porque sabía que podía ocurrir una emergencia en cualquier momento, como así fue.

Últimas noticias