• 1

Pedro Sánchez, en avión oficial al FIB

El presidente acudió junto a su mujer al concierto de «The Killers», en Benicassim, tras visitar a la alcaldesa de Castellón y al presidente de la Generalitat, Ximo Puig

  • El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), y su esposa a su llegada al concierto de la banda estadounidense "The Killers"/ Foto: EFE/Domenech Castelló
    El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), y su esposa a su llegada al concierto de la banda estadounidense "The Killers"/ Foto: EFE/Domenech Castelló

Tiempo de lectura 4 min.

21 de julio de 2018. 18:37h

Comentada
Ángel Luis de Santos 21/7/2018

La polémica está servida. Pedro Sánchez y su mujer acudían anoche al Festival Internacional de Benicàssim y, más en concreto, al concierto de la banda de Las Vegas The Killers. Hasta ahí, todo normal, pero la cuestión ha trascendido por la forma en que el presidente del Gobierno acudía a Castellón.

Ayer, Sánchez acudió al Ayuntamiento de Castellón donde fue recibido por la alcaldesa, Amparo Marco y firmó en el libro de honor. Posteriormente mantuvo un encuentro con Puig y aunque Moncloa no había incluido en la agenda oficial del presidente su visita al festival, los helicópteros sobrevolando el recinto y el aumento del personal de seguridad apuntaron a una visita que finalmente se produjo.

El presidente había ido a Castellón en su avión oficial y tras las “visitas oficiales” acudía al FIB. Pedro Sánchez salió desde el «Backstage» hasta el escenario acompañado por su mujer y por la diputada socialista en el Congreso, Susana Ros, donde se situaron en un palco lateral para presenciar la actuación.

Sánchez, que ya había visitado el FIB en otras ocasiones -la última en 2016 cuando era secretario general del PSOE-, repetió ahora para ver precisamente a la banda «llena estadios» capitaneada por Brandon Flowers, que también es del gusto de la reina doña Letizia, que acudió al FIB en 2013 para verles en directo aunque pasó totalmente desapercibida para las cámaras.

Ante esta “anomalía”, el senador de Compromís Carles Mulet ha registrado en la Cámara Alata varias preguntas interesándose por el coste de la escapada del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y sus "acompañantes" al Festival Internacional de Benicassim (FIB).

Mulet pregunta por el "coste económico que ha tenido el desplazar al presidente del Gobierno y acompañantes" al FIB y, concretamente, el coste que ha tenido "el desplazar el avión privado, tanto en personal, seguridad, combustible"; y si estos emolumentos han sido "cargados al erario público".

Además, se interesa por el importe de las entradas al FIB del presidente y acompañantes y si "han sido estas cargadas al erario público". En sus escapadas como líder socialista, las entradas se las consiguió la exalcadesa y diputada del Congreso Susana Ros, quién también lo acompañó ayer.

Pedro Sánchez, en avión oficial al FIB

En su escrito, Mulet pregunta si es "ejemplar" por parte de Sánchez coger el avión privado cuando "en plena temporada de huelgas de los trabajadores y trabajadoras de los aeropuertos en España y otras partes, por su precaria situación laboral, miles de familias se han visto afectadas y se verán afectadas en sus vacaciones".

"¿Ve el presidente del Gobierno ejemplar emplear su avión privado pagado por todos los contribuyentes para irse de festivales? ¿Va a preocuparse personalmente el presidente por los trabajadores y trabajadoras de aeropuertos españoles?", pregunta Mulet al Gobierno haciéndose eco de las huelgas del personal de tierra de la red de Aena, de la plantilla de Iberia en el aeropuerto de El Prat, de los pilotos de Ryanair en Irlanda y de sus tripulantes de cabina en cuatro países europeos, entre ellos España.

"Los veranos en España están llenos de cultura. En cada rincón del país encuentras grandes #festivales. De los mejores, el FIB", afirma el perfil del presidente en Instagram como comentario a la foto en la que se le ve de espaldas junto a su esposa.

Sánchez y The Killers se aliaron para concentrar toda la atención en esa zona del recinto y pocos acudieron a ver otro de los grupos más apetecibles de la noche, The Charlatans, con su repertorio diseñado para los nostálgicos del sonido «madchester».

Llama la atención que ni el PSOE, ni Ximo Puig, con el que Sánchez se reunió antes de acudir al concierto, ni Podemos han hecho la más mínima referencia al asunto.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs