Dieta 80/10/10: más perjuicios que beneficios

  • Dieta 80/10/10: más perjuicios que beneficios

Tiempo de lectura 2 min.

29 de agosto de 2016. 23:35h

Comentada
29/8/2016

Se basa en una alimentación vegana, compuesta en un 80% de fuente de hidratos de carbono, en un 10% de proteínas vegetales y en una misma proporción para las grasas. Su premisa es que los alimentos de origen vegetal aportan residuos ácidos beneficiosos. Para mantener dichas propiedades se recomienda no cocinar los alimentos, por lo que se trata de una dieta de dos o tres grandes comidas, con una gran cantidad de frutas frescas y una pequeña dosis de grasas y proteínas, cuyas fuentes son frutos secos, semillas, coco, aceitunas y aguacate, entre otros. Elimina así todo alimento de origen animal, como lácteos, carnes y pescados, así como cereales, legumbres, alimentos deshidratados o aceites.

Lo bueno

Al no tener que cocinar los alimentos, los platos son rápidos de preparar. Además, la lista de ingredientes es bastante escueta, por lo que no son platos muy elaborados. Si bien una ingesta excesiva de fructuosa puede ser contraproducente, la fruta siempre es la base de una dieta saludable.

Lo malo

Uno de sus principales errores es la prohibición de determinados alimentos, sobre todo los ricos en grasas o proteínas, lo que puede provocar déficit de vitaminas liposolubles. El bajo aporte protéico de esta dieta es también deficitario en aminoácidos esenciales. Por tanto, puede llevar a una pérdida de masa muscular importante, especialmente si se acompaña de ejercicio físico, además de posible debilidad, fatiga, desarrollo de anemia, edemas, cabellos y uñas frágiles y descamación de la piel, entre otros afectos adversos. Por otro lado, no permite adecuarnos a los hábitos alimentarios populares, por lo que es difícil de mantener a largo plazo. En definitiva, puede ocasionar una pérdida de peso poco saludable, con más perjuicios que beneficios.

La nota: 1-2

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs