MENÚ
martes 25 septiembre 2018
06:57
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

Donald Trump, menos de dos minutos en la cama con Stormy Daniels

La ex actriz porno cuenta en «Vogue» cómo fue el encuentro sexual con el presidente, del que se mofa como hombre.

  • La entrevista de Stormy Daniels para «Vogue», con fotografías de Annie Levobitz, formará parte de la edición americana de octubre
    La entrevista de Stormy Daniels para «Vogue», con fotografías de Annie Levobitz, formará parte de la edición americana de octubre
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

01 de septiembre de 2018. 15:29h

Comentada
B. Benavent.  Madrid. 30/8/2018

ETIQUETAS

Una cosa es verte salpicado por un lío de faldas y otra enfrentarte a la demanda por intentar silenciar el encuentro sexual con el pago de 110.000 euros que pudieron salir de las arcas de la campaña presidencial y no de tu bolsillo, y que el abogado de la parte contraria, no es que sea tu azote mediático, sino que te gane en popularidad. Mucho peor, más allá de las secuelas que deje el «affaire» de Donald Trump con la bailarina erótica Stormy Daniels en su matrimonio con Melania, o la factura política que le pueda pasar el caso, es que tu ego quede por los suelos porque tu hombría está siendo objeto de mofa. Y ese momento ha llegado. Poca, muy poca gracia le han debido hacer al presidente de los Estados Unidos las nuevas declaraciones de Daniels empaquetadas de lujo en la revista de moda más influyente del mundo, «Vogue». Una entrevista en la que la actriz porno aparece retratada por la legendaria fotógrafa Annie Levobitz –algo impensable hasta hace bien poco que tuviera cabida en la publicación de la todopoderosa Anne Wintour– y en la que da nuevos detalles del presunto encuentro sexual y le pega a Trump donde más le duele, el ego. Ante las preguntas de la periodista Amy Chozick, que le pedía más concreción, Daniels contesta: «¿Qué se puede contar realmente sobre dos minutos?». «O quizá estoy siendo demasiado generosa...», añade. Según dice, el encuentro tuvo lugar en un hotel de la ciudad de Lake Tahoe después de un torneo de golf en el que participó Trump, entonces (2006) famoso empresario y presentador del show televisivo «El aprendiz».

La actriz detalla que subió a la suite de Trump por «curiosidad morbosa» y que en un primer momento hablaron de la industria del porno. «A los empresarios les gusta hablar de negocios», afirma al respecto, y añade que Trump le preguntó si las estrellas de cine para adultos pertenecían a un sindicato o los derechos de imagen que cobraban, entre otras cosas. Stormy relata que en algún momento fue al baño y cuando salió Trump ya se había quitado los pantalones y estaba en plan «Heeey ...». Luego describió lo que ocurrió en la habitación como «sexo de personas normales»: «Fue una relación consensuada. En ningún momento sentí que estuviera en una situación de peligro físico. Estoy segura de que si hubiera salido corriendo él no me habría seguido. Incluso si lo hubiera hecho no podría haberme agarrado». Tras una sonora carcajada de su abogada, remata la entrevista con una demoledora afirmación: «Tiene menos posibilidades de pillarme ahora».

Enfundada en un espectacular vestido de gala en tono azul marino firmado por el diseñador Zac Posen, un modelo de 4.000 dólares, y engalanada con pendientes de Tiffany & Co, Daniels habló durante dos horas para «Vogue» sobre su determinación para llegar hasta el final y también de cómo había afectado este escándalo a su vida personal, lo que incluye amenazas de muerte, para lo que ha tenido que contratar a tres guardaespaldas, que ella llama sus «dragones», y cómo ha tenido que sacar del colegio a su hija de siete años y contratar un profesor para continuar con su educación a domicilio.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs