• 1

'Living' Ruzafa

  • Gnomo, en el barrio de Ruzafa de Valencia
    Gnomo, en el barrio de Ruzafa de Valencia
  • Kowalski
    Kowalski

Tiempo de lectura 4 min.

19 de junio de 2014. 09:23h

Comentada
27/6/2014

Parece mentira que hace tan solo diez años Ruzafa, el jardín de los reyes de la Taifa de Balansiya, fuera uno de los barrios marginales de Valencia ya que hoy día es una de las zonas más emblemáticas de la capital del Turia. En sus locales se reúne lo más granado de la intelectualidad valenciana además de muchos modernos que buscan en sus peculiares tiendas las últimas tendencias del diseño.

Uno de los negocios más representativos del barrio es Ubik Café (Literato Azorín, 13), un bar-librería que abrió sus puertas hace cinco años y que regentan tres italianos. El toque transalpino se nota en su carta en la que destacan las bruschette y las focaccie, y los spritz y los bellini entre sus aperitivos. En el local, además de vender libros, tienen lugar presentaciones y eventos culturales. Además, cuenta con un espacio donde dejar a los niños en el que se realizan talleres cada sábado mientras los padres pueden relajarse y disfrutar de sus platos, cocinados con productos biológicos, y de la buena literatura de la sección de libros de segunda mano.

En la misma calle Literato Azorín hay dos restaurantes bastante originales. En el número 18 se encuentra La Conservera, la antigua Pescadería Pepe, en el se puede degustar una gran variedad de conservas acompañadas por el plato del día. Por su parte, en Literato Azorín 8 está Copenhagen, de comida vegetariana, que pertenece a la misma cadena que el restaurante Malmö (Sueca, 46) también en Ruzafa, especialista en daily food. En este sentido, muchos de estos locales se abastecen en el Mercado de Ruzafa (Plaza Barón de Cortes s/n), un lugar de visita obligada por su colorido, por su ajetreo y por la variedad de olores y sabores que se entremezclan.

En el barrio hay un gran número de tiendas de moda, trendy para los aficionados al vocablo anglófono. Una de ellas es Kauf Vintage (Cádiz, 38), en la que venden ropa vintage de segunda mano que parece nueva de trinca. Otra tienda ruzafeña donde las haya es Gnomo (Denia, 12) en la que hay a la venta objetos curiosísimos que son, según la filosofía del establecimiento, “imprescindibles para la supervivencia contemporánea”. Como novedad, uno de los negocios más alternativos es Le Petit Canibaal (Puerto Rico, 22), un espacio creativo a la vez que librería en el que se dan cita todos los hipsters de la capital del Turia en busca de exposiciones de artistas noveles.

¿Por qué Ruzafa se ha puesto de moda? Según Marcos Sáiz, propietario de Kowalski, un local singular en el que venden material de bellas artes como óleos, pinceles y pasteles además de libros y vinilos, los responsables de su resurgimiento fueron algunos artistas que, cansados de los altos precios de los alquileres del barrio vecino del Carmen y de la gran cantidad de turistas que por allí circulan, buscaron una zona más económica y tranquila en la que poder desarrollar su trabajo. Y la elegida fue Ruzafa, en pleno Eixample, al igual que hicieran los reyes musulmanes de la Taifa de Valencia cuando crearon en este lugar su jardín más preciado.

Últimas noticias