Una aventura entre lobos para cinco malagueños supervivientes de cáncer

La asociación AVOI y Manuel Calvo son los encargados de este viaje por los bosques de León y Asturias

Miembros de AVOI junto a los cinco jóvenes que emprenderán el viaje / Foto: La Razón
Miembros de AVOI junto a los cinco jóvenes que emprenderán el viaje / Foto: La Razón

La asociación AVOI y Manuel Calvo son los encargados de este viaje por los bosques de León y Asturias

La estrecha relación que puede despertarse entre un niño y un perro es digna de admiración. Aún más cuando esta se da en un contexto natural único como son los bosques leoneses y asturianos. Se trata de la primera vez que se organiza esta aventura trashumante entre lobos y mastines en la que participarán cinco niños y niñas malagueños supervivientes de cáncer.

La excursión, que durará desde hoy hasta el 18 de julio, consistirá en acompañar a pastores por caminos naturales junto a una manada de mastines que se encargan de proteger al ganado de lobos a lo largo de una hermosa travesía por la Cordillera Cantábrica entre las provincias de León y Asturias.

Juan Carmona, presidente de la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI), asegura que el precursor y cabeza pensante de la iniciativa fue Manuel Calvo, aventurero malagueño que, entre marzo y abril de este mismo año, recorrió los glaciares y témpanos de Groenlancia en trineo en compañía de 16 perros durante quince días. Desde esta aventura, Calvo lleva promulgando el respeto hacia la raza canina y la concienciación con el medio ambiente a través de insólitas experiencias. Entre estas destacan aventuras como la que emprenderá hoy junto a Tania, Elena Ainhora, Vanesa, Enrique y Josemi.

Los niños con los que anteriormente Calvo había realizado este tipo de excursiones solían ser estudiantes a los que se les había concedido becas destinadas a la expedición natural. Sin embargo, esta vez los «elegidos» por Calvo son cinco adolescentes entre 15 y 18 años y han superado un cáncer durante su vida.

Para Carmona, las actividades relacionadas con la naturaleza siempre han sido una de las más aclamadas entre los miembros de la asociación, «Nuestro voluntariado presta atención a jóvenes con enfermedades a través de actividades lúdicas y culturales para que estén entretenidos los 365 días». Pone el foco de atención en los valores que aporta este tipo de actividades a los jóvenes. Entre ellas destaca la convivencia con los animales experimentando el estilo de vida de los pastores y apreciando «su importancia de en nuestras vidas» con la intención de «cambiar así la sociedad tratando bien a los animales porque les debemos mucho».

La trashumancia es un modo de pastoreo en continuo movimiento que se va adaptando a cada zona. Los perros de raza mastín español protegen al ganado de los lobos. Entre otras expediciones de las que disfrutarán los jóvenes durante su recorrido, destacan el avistamiento de osos, el conocimiento de la vida de los bomberos que habitan en estos parajes naturales y el descenso del río Sella en piragua para premiar el esfuerzo y la superación de estos jóvenes.

AVOI desde su creación, lleva manteniendo una relación con el medio ambiente bastante estrecha. En junio del año pasado, la asociación organizó hacer una ruta por el Camino de Santiago donde participaron en total 204 personas, de las cuales 85 eran niños, 12 médicos y el resto familiares y voluntarios. Carmona narra esta experiencia como una de las «más gratificantes de mi vida». Este cuenta cómo los niños se llevaron 9 días caminando y conviviendo entre ellos, cómo los familiares cuidaban a otros niños y niñas y sobre todo cómo «estos jóvenes se han superado una vez más a pesar de las dificultades».