MENÚ
sábado 20 julio 2019
21:17
Actualizado

La vicepresidenta de Castilla y León dimite tras triplicar la tasa de alcohol

Rosa Valdeón presenta su renuncia irrevocable horas después de su incidente de tráfico

  • Rosa Valdeón comparece ante los medios de comunicación para dar explicaciones, ayer en Valladolid
    Rosa Valdeón comparece ante los medios de comunicación para dar explicaciones, ayer en Valladolid
Valladolid.

Tiempo de lectura 4 min.

11 de septiembre de 2016. 02:53h

Comentada
Valladolid. 10/9/2016

Fiel a su exigencia de ejemplaridad y a su honestidad política demostrada con creces a lo largo de los últimos dieciséis años, la vicepresidenta y consejera de Empleo de la Junta de Castilla y León, Rosa Valdeón, no ha dudado ni un momento a la hora de presentar su dimisión irrevocable al presidente Juan Vicente Herrera, después de triplicar la tasa de alcoholemia permitida por el reglamento de tráfico y arrojar, en la segunda prueba a la que fue sometida por agentes de la Guardia Civil, una proporción de 0,72 miligramos por litro de aire expirado. Si bien, al cierre de esta edición la Junta seguía sin manifestarse sobre si aceptaba o no la renuncia de su número dos.

Rosa Valdeón comparecía ayer ante la prensa para dar explicaciones del incidente que sufría en la noche del viernes mientras conducía su coche cuando impactó con un camión al adelantarlo, antes de ser detenida por la Guardia Civil y dar positivo en la tasa de alcoholemia. «Esta comparecencia se debe a un error y una imprudencia que tengo que asumir», afirmaba la vicepresidenta, tras pedir disculpas por lo sucedido en varias ocasiones y asegurar que éste (por ayer) ha sido uno de los peores días de su vida. Valdeón explicaba que paró en una estación de servicio para comer algo y que se tomó dos cañas de cerveza. También que al conocer los resultados de la prueba fue la primera sorprendida, y relacionaba esos índices con la ingesta de Alprazolam, un ansiolítico que había tomado para ayudarle a dormir horas antes de partir con sus hijos hacia Madrid, además de tomar «otro medicamento» por la mañana, que «potencia los efectos del alcohol». «Mi viaje fue normal. Quería llegar a mi casa porque mis padres están enfermos, y hubo un momento en el cual vi varios coches que me daban las largas. Pensé que yo llevaba las largas puestas y no le di más importancia. Al momento he visto a la Guardia Civil y tras detenerme me informaron de que en un adelantamiento le había dado a un camión al que había adelantado», contaba Valdeón, quien desmentía también que circulara a una velocidad de 170 kilómetros por hora como dijeron algunas informaciones periodísticas.

Según la Guardia Civil, el primer incidente de circulación en el que se vio involucrada ocurrió una hora antes de su retención, en el kilómetro 118 de la A-6 a la altura del municipio abulense de Espinosa de los Caballeros. Allí, según la información aportada por el camionero, el coche que conducía Valdeón rozó una de las ruedas del vehículo pesado al adelantarlo, lo que le obligó a una brusca maniobra para evitar el vuelco. El chófer llamó sin éxito la atención del coche de la vicepresidenta, pero pudo tomar nota de sus datos, lo que permitió su localización en Morales de Toro.

Al detenerla, Valdeón explicaba que fue la Benemérita quien le advirtió de que había sufrido un impacto contra un camión. «Me enseñaron un rayón rojo en la parte de atrás de mi coche, un bollo, y que el parachoques trasero estaba suelto, algo que según me explicaron coincidía con la versión del denunciante». También reconocía que los agentes se portaron «exquisitamente» en todo momento con ella, y que lleva una temporada con un elevado nivel de estrés por trabajo y por razones personales.

Como aforada que es, en caso de ser iniciado un proceso en su contra, la instancia encargada de sustanciarla sería el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. De momento, es el juzgado de la localidad zamorana de Toro el que se ha encargado de las diligencias.

Rosa Valdeón ocupó el cargo de directora general de Salud Pública en la Junta de Castilla y León de 2001 a 2003, para después ocupar plaza de procuradora de las Cortes regionales hasta 2007 y convertirse en consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades . Ese año abandonó su cargo en el ejecutivo autonómico para ser la candidata del PP a la alcaldía del ayuntamiento de Zamora, en unas elecciones que ganó. Tras cuatro años como alcaldesa volvía a la Junta, pero esta vez como número dos y mano derecha del presidente Herrera y dirigiendo la cartera de Empleo de Castilla y León.

Últimas noticias