MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
00:08
Actualizado
  • 1

Colau cede y la supermanzana de Poblenou se abre al tráfico

El objetivo es flexibilizar las restricciones y apaciguar las críticas

  • La supermanzana ha sido una de las propuestas de Ada Colau
    La supermanzana ha sido una de las propuestas de Ada Colau
Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

18 de noviembre de 2016. 10:02h

Comentada
Barcelona. 18/11/2016

La controvertida decisión de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, de restringir el tráfico en nueve islas del Poblenou de Barcelona –conocido como supermanzana– ha tocado a su fin después de dos meses. Finalmente, Colau cedió a las peticiones de los vecinos y el Ayuntamiento de Barcelona presentó ayer los los cambios que se prevén implantar en la supermanzana del Poblenou. El objetivo es flexibilizar las restricciones y apaciguar las críticas. La gran novedad es que la línea 42 de autobús atravesará la supermanzana por la calle de Roc Boronat en sentido bajada y cruzará, por medio, las esquinas de Sancho de Ávila y de los Almogàvers.

El principal cambio de planteamiento es el que abre la puerta a la circulación rodada en dos de los cuatro cruces centrales de la superilla: en la calle de Roc Boronat con Sancho de Ávila y Almogàvers. El autobús de la Línea 42, que circulará de bajada –y en línea recta– por la calle de Roc Boronat, cruzará dos de los espacios libres de tránsito que se habían implantado hasta ahora en estas dos esquinas. En el cruce de los Almogàvers con Roc Boronat, además, se podrá circular en línea recta en sentido Besòs, y en la calle de Pere IV estará permitida la circulación en línea recta, cuando hasta ahora no se podía acceder con continuidad.

En dos esquinas más de la superilla, los coches podrán girar a derecha o izquierda, y no solo a la derecha como hasta ahora. Son las de Sancho de Ávila con Ciudad de Granada, y de Ciudad de Granada con Almogàvers. Una flexibilación de los criterios originales, que amplía el espacio dedicado a los coches y atiende las peticiones de las voces más críticas con el proyecto. Todos estos cambios los plantearon este miércoles el director de Modelo Urbano del Ayuntamiento, Ton Salvador, y el de Movilidad, Adrià Gomila, en una reunión de seguimiento con las entidades vecinales.

A parte de los cambios de circulación, el ejecutivo municipal también quiere avanzar en el uso de los espacios liberados. Se plantean usos deportivos, como pistas de baloncesto o de petanca, y espacios de ocio infantil. El Ayuntamiento también prevé instalar un mercado de Navidad en las aceras del Museo Can Framís, y montar estructuras fijas como calles de plataforma única, aceras más amplias o plantar árboles. Unas medidas que obligan a destinar cierta inversión, y que hasta ahora no se habían planteado.

La teniente de alcalde de Barcelona Janet Sanz destacó que proponen estas medidas para «flexibilizar los movimientos dentro de la supermanzana y mantener la configuración viaria pacificada que posibilita llenar de vida las calles».

Últimas noticias