El románico de la Vall de Boí y Sant Climent de Taüll se rejuvenece

La Obra Social «la Caixa» finaliza la restauración y museización de la zona

Imagen del ábside.
Imagen del ábside.

Barcelona- Si en plena Edad Media, en el año1.240, un humilde aldeano de la Vall de Boí cayese en un extraño agujero y por algún extraño motivo viajase en el tiempo, no todo sería tan extraño. Al menos, cuando mirase al ábside de la iglesia de Sant Climent de Taüll (Lleida) no podría ver mayores diferencias y cuando se pasease por los diferentes templosde la zona, podría respirar tranquilo y sentirse como en casa. Luego vería pasar un coche a toda velocidad por una carretera pavimentada y se asustaría un poco, pero podría volver a la iglesia y conseguir consuelo.

La Obra Social la Caixa ha financiado totalmente la restauración y museización del ábside de la iglesia de Sant Climent de Taüll (Lleida), declarada patrimonio mundial por la UNESCO en el año 2000, junto con otros templos románicos de la Vall de Boí y ha devuelto su esplendor a una de las zonas más ricas del románico europeo y, por tanto, universal.

Tras una inversión de 400.000 euros, se han podido recuperar las pinturas murales originales del templo, situadas detrás de la reproducción que se exponía hasta ahora, así como un innovador proyecto de museización que incluye la proyección virtual de las pinturas originales, que se conservan en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), en Barcelona.

El tiempo deja sus marcas, pero es el arte quien conserva el tiempo. Sino se perdería en la inmensidad. Por ello, la recuperación de estos espacios convocó a la plana mayor del mundo cultural. El conseller de Cultura, Ferran Mascarell; el director general de la Fundación la Caixa, Jaume Lanaspa; el arzobispo de Urgell, Joan-Enric Vives; el alcalde de la Vall de Boí, Joan Perelada, y el director general de Archivos, Bibliotecas, Museos y Patrimonio de la Generalitat, Joan Pluma, presentaron la importante restauración e invitaron a todo el mundo a redescubrir este pequeño secreto artístico, joya del patrimonio catalán y envidia del mundo románico.

El proyecto ha consistido en la reconfiguración del espacio original del ábside para mostrar toda su complejidad pictórica y en el establecimiento de un nuevo pavimento del ábside para mejorar la funcionalidad de la iglesia. También se ha instalado una reproducción virtual que recrea las pinturas originales del ábside y de todo el prebisterio, mediante una proyección audiovisual.