MENÚ
domingo 18 noviembre 2018
00:04
Actualizado
  • 1

La seguridad del AVE confundió en Sants a la pasajera de la maleta sospechosa

Adif reforzará la presencia de agentes en los controles cuando haya un flujo intenso de usuarios al tren

  • La falsa alarma tuvo lugar el miércoles a primera hora de la mañana
    La falsa alarma tuvo lugar el miércoles a primera hora de la mañana
Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

09 de noviembre de 2018. 08:29h

Comentada
R. B..  Barcelona. 9/11/2018

ETIQUETAS

Adif reforzará la presencia de agentes de seguridad privada en horas punta cuando haya un flujo intenso de usuarios para acceder al AVE en la estación de Sants de Barcelona, después de que los vigilantes confundieran ayer al pasajero de una maleta sospechosa y revisaran por error el equipaje de otra persona.

Responsables de los Mossos d’Esquadra, Adif y Renfe acordaron ayer revisar los protocolos de trabajo para mejorar las medidas de seguridad en la estación de Sants, durante una reunión que han celebrado en Barcelona después de que ayer una pasajera lograra embarcar en tren a Madrid con una maleta con un objeto con forma de granada en su interior, que resultó ser la hebilla de un cinturón. Según los Mossos d’Esquadra, en la reunión se constató que ayer se produjo una «disfunción en el punto de control»: los agentes vieron a las 07:29 horas un paquete sospechoso y retuvieron de inmediato a un pasajero con varias maletas y, mientras las inspeccionaban, una mujer sacó de en medio su maleta con la hebilla en forma de granada, accedió al andén y se subió al AVE de las 07:40 hacia a Madrid, sin darse cuenta de la alarma generada.

En la reunión, los responsables de Mossos, Renfe y Adif han concluido que las actuales medidas de seguridad en la estación de Sants funcionan correctamente pero que incidentes como los de ayer dan pie a revisar procedimientos de trabajo para mejorar y aumentar la seguridad de los pasajeros.

A instancias de los Mossos d’Esquadra, que ayer exigieron a Adif que aclarara por qué tardó media hora en avisarles de que habían perdido el rastro de la maleta con una supuesta granada de mano, los responsables del gestor de infraestructuras han expuesto un relato cronológico de lo ocurrido. En concreto, a las 07:29 horas de la mañana los agentes de seguridad privada del acceso al AVE en Sants detectaron en el escáner el paquete sospechoso, por lo que retuvieron inmediatamente a un pasajero que llevaba varias maletas, como establecen los protocolos, para efectuar las comprobaciones oportunas. Sin embargo, ninguna de las maletas que llevaba este pasajero contenía la supuesta granada de mano. Mientras los agentes de seguridad estaban revisando el equipaje de este pasajero equivocado, la maleta que sí llevaba el artefacto sospechoso fue retirada por su propietaria de entre los varias pertenencias del pasajero que estaba retenido.

La mujer, ajena a la alarma que había originado su equipaje, accedió al andén y se subió al AVE que partió en dirección a Madrid a las 07.40 horas. Paralelamente, el personal de seguridad privada empezó a hacer las primeras gestiones para aclarar la situación y cuando finalmente comprobaron que la maleta no se encontraba en el control de acceso lo comunicaron al centro de protección y seguridad de Adif. A través de las cámaras de vídeo-vigilancia, se analizó el punto de control de acceso y se comprobó cómo una mujer había retirado su maleta de entre el equipaje del pasajero al que habían retenido, pensando que era él quien llevaba el artefacto sospechoso. De esta forma, no fue hasta las 08:02 cuando Adif avisó a los Mossos a del incidente -cuando la mujer ya estaba rumbo a Madrid-.

Últimas noticias