MENÚ
domingo 16 junio 2019
02:27
Actualizado

Pulso en el Parlament sobre cómo abordar los abusos sexuales a menores

La CUP y los “comunes” abogan por crear una comisión de investigación, mientras el resto de fuerzas apuestan por una comisión de estudio

  • Torra en una sesión de control en el Parlament
    Torra en una sesión de control en el Parlament
Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

03 de abril de 2019. 12:22h

Comentada
La Razón.  Barcelona. 3/4/2019

Todos los grupos en el Parlament coinciden en que hay que dar mejor respuesta a los casos de abusos sexuales a menores en Cataluña, pero discrepan sobre cómo hacerlo: comunes y CUP abogan por dilucidar posibles responsabilidades, el resto apuesta por acometer un amplio análisis antes de actuar. Estas diferencias se han evidenciado en las fórmulas que han impulsado para canalizar el debate en la cámara, ya que mientras Catalunya en Comú Podem y la CUP proponen crear una comisión de investigación, Cs, JxCat, ERC, PSC y PPC sugieren una comisión de estudio sobre esta problemática.

Según el reglamento del Parlament, las comisiones de estudio se limitan a “analizar cualquier asunto que afecte a la sociedad catalana” para elaborar unas conclusiones posteriores, mientras que las de investigación deben contar con un plan de trabajo, pueden requerir la presencia de cualquier persona implicada y su dictamen de conclusiones se tiene que debatir en pleno y remitir al Govern. Para los comunes y la CUP, radiografiar la situación es una medida “claramente insuficiente” para dar una respuesta a quienes están sufriendo o han sufrido abusos, por lo que proponen ir más allá para esclarecer dónde fallan los protocolos y si hay actores, públicos y privados, que han contribuido a mantener en silencio los casos en que se ha abusado de los menores en el pasado.

De hecho, la moción que los comunes llevan a votación del pleno este jueves -y que la CUP apoyará- pide que las pesquisas se centren “en las violencias sexuales denunciadas en espacios educativos religiosos de Cataluña”, como el caso de los abusos por los que ha sido acusado el profesor Joaquín Benítez, a alumnos de la Escuela Maristas de Sants-Les Corts, en Barcelona, que recientemente se ha juzgado.

Por su parte, el diputado de la CUP Vidal Aragonés, en declaraciones a Efe, pide “ir más allá” y que la Generalitat retire el concierto educativo a los centros sobre los que pesen denuncias por abusos. En cambio, el diputado del PSC Raúl Moreno defiende que a los diputados no les compete revisar casos concretos, sino que deben centrarse en las herramientas de que disponen las escuelas y la administración para combatir este tipo de prácticas.

“Queremos tratar este tema con discreción, con eficacia y con voluntad de mejorar la legislación catalana en este ámbito”, recalca el diputado socialista. Para ello, en la propuesta que han registrado PSC, Cs, JxCat, ERC y PPC -que se votará en el pleno de la semana que viene- se propone que acudan a la comisión de estudio técnicos y especialistas.

Estos deberán ayudar a determinar si los protocolos son efectivos, si los profesionales los conocen suficientemente y si hay una colaboración óptima entre los agentes y departamentos implicados en la lucha contra los abusos a menores.

Últimas noticias