Actualidad

Abascal dice que Vox quiere ganar “a los progres”

Cuatro mil personas arropan al líder de Vox en Elche

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha afirmado que su partido no busca en las próximas elecciones generales avanzar en “influencia” sino que su propósito es ganar los comicios frente al resto de partidos, que ve proclives a pactar con los “progres” de Pedro Sánchez.

Publicidad

Así lo ha dicho Abascal en un multitudinario acto político con más de 4.000 personas en la Institución Ferial Alicantina (IFA), en Elche (Alicante), donde en un ambiente festivo se le ha interrumpido en ocasiones al grito de “presidente, presidente” y donde ha reiterado el papel que debe tener Vox como “alternativa patriótica necesaria”.

El líder del partido de la ultraderecha ha opinado que el PP de Pablo Casado “está dispuesto a desbloquear la situación con el PSOE” tras el 10 de noviembre, por lo que prevé “algún tipo de acuerdo” entre socialistas y populares.

Publicidad

“Pedro Sánchez también ha asomado la ‘patita’ y ofrece pactos de Estado a PP y Ciudadanos”, ha indicado, al tiempo que ha continuado que Pablo Iglesias se mueve “de rodillas implorando un pacto con el PSOE” mientras que Íñigo Errejón lidera su nuevo partido, que cree que debería llamarse “Más PSOE” porque “no es capaz de presentarlo en toda España para no molestar” al presidente de Gobierno.

Publicidad

“Todos pactan con el PSOE”, ha denunciado ante lo cual ha recalcado con los aplausos de los asistentes que “Vox ni por acción ni omisión facilitará un gobierno liderado por el PSOE ni en el que formen parte los socialistas”.

Toda esta situación empuja a Vox, según Abascal, a venir “no a tener influencia sino a ganar” como una “alternativa patriótica” frente a los políticos “progres”, a los que ha acusado de querer imponer la historia, la moral y las políticas en España.

Según el líder de Vox, “el PSOE usa las instituciones a su servicio” y está liderado por un Pedro Sánchez al que ha calificado de “desenterrador de odios” y “presidente carroñero”.

Publicidad

Ha insistido que hay “millones los españoles que ya no están dispuestos a admitir la mordaza progre” y que están “hartos de que les digan lo que tienen que pensar”.

Del mismo modo, ha hecho hincapié en criticar las políticas a favor de los inmigrantes con el argumento de que “España es propiedad privada de los españoles”.

De Cataluña, ha sostenido que Vox no permitirá “ningún diálogo ni componenda sobre la unidad de España” porque ésta “no se negocia sino que se defiende con todas las consecuencias”, y ha pedido detener mañana mismo al president catalán, Quim Torra, “para ponerlo ante la Justicia”.

El candidato de Vox al Congreso, el teniente general retirado del Ejército del Aire Manuel Mestre, ha precedido en el uso de la palabra a Abascal y se ha referido a algunos de los retos de la provincia.

Al comienzo de su intervención, ha sido intensamente aplaudido al descalzarse para mostrar en lo alto un zapato de tipo mocasín con los colores de la bandera de España que, ha relatado, un simpatizante le acababa de regalar.

Enemigos de la nación

Por su parte, el secretario general de Vox, Javier Ortega-Smith, ha afirmado este sábado que en las elecciones generales del 10 de noviembre van “a por los enemigos de la nación” y los van “a derrotar”, y ha pedido “a los españoles leales” que “aguanten”, porque “no están solos”.

“Esto no son unas elecciones, es la lucha de un pueblo español puesto en pide defendiendo su nación”, ha señalado en un mitin en València ante 1.800 personas, según la organización, en el que se han coreado frases como “Puigdemont a prisión” y “Ortega ministro de Justicia”.

Ortega-Smith ha señalado que Vox es aquí “vanguardia” y está “en la frontera” del “avance del pancatalanismo”, y por eso son “objetivo preferente de la invasión pseudocultural, la invasión pseudolingüística y de la invasión política”.

Según ha dicho, aquí Vox sufre “de manera directa” la “coacción y las políticas liberticidas”, gracias a una “imposición lingüística mal llamada de normalización lingüística, que es lo más anormal que existe”.

Ha destacado que la Real Senyera representa la participación de los valencianos en la historia, y que se le saltaron las lágrimas de emoción cuando escuchó el himno regional, en especial la estrofa “para ofrendar nuevas glorias a España”, tras lo que ha apelado a la “responsabilidad histórica” de los asistentes.

El dirigente de Vox ha manifestado que su proyecto político “se mueve por generosidad y por amor”, a diferencia del resto de partidos, que “solo miran su objetivo particular” y además “lo hacen con odio” y “luchan contra el resto de españoles”.

Ha afirmado que “la España de verdad, la no oficial, ha despertado”, y ha apelado a no traicionar la “expectativa” que “tantos españoles” han puesto en Vox, un partido que se ha mantenido unido frente a la adversidad y no se ha “distraído” con batallas internas ni cuestiones externas.

Ortega-Smith ha recordado que han sido “los primeros” que han dicho “basta de ideología de género”, y ha criticado la “indigna” sentencia del ‘procés’, aunque ha alertado de que la “falta de lealtad con las instituciones” y la “dejación de funciones” de los magistrados “será recordada”.

Finalmente, ha criticado a la “gentuza” que intentó boicotear un acto de Vox en Lleida, una “banda de delincuentes” que amenazaban de muerte, a los que ha pedido “que se laven”, porque “dan asco”.

El cabeza de lista al Congreso por Valencia, Ignacio Gil Lázaro, ha pedido que se dé fuerza a Vox el 10 de noviembre, para ser “el verdadero altavoz para denunciar las mentiras y la hipocresía de la izquierda”, y se ha comprometido a que este partido sea “la vanguardia, la trinchera de la lucha frente al pancatalanismo”.

Gil Lázaro ha acusado además a Compromís de ser “el auténtico caballo de Troya del pancatalanismo aquí” y el “verdadero aliado” de Puigdemont y de Torra, y les ha acusado de pretender “maniatar a los valencianos” y venderles a todos “esa ensoñación absurda y patética que se llama Països Catalans”.

El portavoz adjunto de Vox en Les Corts José María Llanos ha hecho un llamamiento a afiliarse y a ser apoderados en estas elecciones, y ha anunciado que el presidente de Vox, Santiago Abascal, cerrará campaña en Valencia el 7 de noviembre.