MENÚ
domingo 18 noviembre 2018
00:04
Actualizado
  • 1

Fallece un niño francés de once años en la piscina de un chalé de Alicante

El pequeño, que sufría una discapacidad intelectual del 80 por ciento, se levantó en mitad de la noche mientras el resto de la familia dormía, salió al jardín y cayó al agua

  • Respetar las normas de seguridad y no subestimar los riesgos son las dos claves fundamentales para evitar ahogamientos en playas y piscinas este verano. Desde el Colegio Oficial de Médicos de Valencia (COMV) aconsejaron hacer caso de las banderas e instrucciones de baño en playas con vigilancia y, en aquellas en que no exista supervisión, recomendaron extremar las medidas de seguridad y preferiblemente no bañarse en solitario. También se deben evitar las corrientes marinas nadando siempre en paralelo a la playa, y eludir las inmersiones en ríos caudalosos y cascadas, ya que pueden existir corrientes y remolinos en muchos casos no perceptibles.
    Respetar las normas de seguridad y no subestimar los riesgos son las dos claves fundamentales para evitar ahogamientos en playas y piscinas este verano. Desde el Colegio Oficial de Médicos de Valencia (COMV) aconsejaron hacer caso de las banderas e instrucciones de baño en playas con vigilancia y, en aquellas en que no exista supervisión, recomendaron extremar las medidas de seguridad y preferiblemente no bañarse en solitario. También se deben evitar las corrientes marinas nadando siempre en paralelo a la playa, y eludir las inmersiones en ríos caudalosos y cascadas, ya que pueden existir corrientes y remolinos en muchos casos no perceptibles.
Alicante.

Tiempo de lectura 2 min.

17 de agosto de 2018. 20:04h

Comentada
M. S. .  Alicante. 18/8/2018

Un niño francés de once años, que sufría una discapacidad intelectual del ochenta por ciento, falleció ayer ahogado en una piscina de un chalé situado en una urbanización costera del término municipal de Teulada-Moraira, según informaron fuentes de la Guardia Civil.

Según la investigación, el menor se levantó de la cama durante la noche mientras que el resto de la familia dormía y, en circunstancias que se investigan, salió al jardín y cayó a la piscina sin que nadie le oyera.

Al levantarse a primera hora, el padre le encontró y dio la voz de alarma pero los efectivos sanitarios y policiales que acudieron solo pudieron certificar que llevaba fallecido, al menos, una hora.

Además del padre y la víctima, se hallaban en el domicilio la pareja sentimental del primero y unos amigos.

El chalé se encuentra en el Camí Vell del Portet, en Moraira, y se da la circunstancia de que la familia francesa, que estaba de vacaciones, tenía previsto regresar a su ciudad de origen a lo largo de la jornada de ayer.

El cuerpo fue levantado por parte de la autoridad judicial y, a la espera del informe forense, todo apunta a la muerte accidental.

El último informe nacional de ahogamientos revelaba que, en lo que va de año, casi el diez por ciento de las muertes por esta causa han tenido lugar en la Comunitat Valenciana, con un total de 22 casos.

No obstante, el balance tiene una parte positiva, y es que el año pasado, por estas mismas fechas, el número de fallecidos ascendía a 49. En el total nacional, la cifra sumaba el año pasado 341, aunque esta temporada el número también ha bajado, en este caso, hasta los 222.

Últimas noticias